Deslices

Deslices

miércoles, 18 de noviembre de 2015

Amor en flotación

Crítica. Música. –

Amor en flotación”
MARK OLSON + RIOTURBIO
Lata de Zinc, Oviedo.
Sábado 14 de noviembre de 2015.

Tras la masacre parisina del día anterior no parecía la mejor fecha para disfrutar del concierto del exJayhawks Mark Olson y del supergrupo asturiano Rioturbio. Haciendo de tripas corazón, nos acercamos a la sala ovetense con la requerida puntualidad. Rebasados treinta y pico minutos sobre el supuesto estricto horario, aparecían Mark Olson e Ingunn Ringwold sobre las tablas ovetenses. Y bien que su presencia fue agradecida para evadirse de tragedias, del odio en su versión humana más cruel, pues la propuesta del dúo nos llevaba a una depuradísima muestra de rock desnudo, desprovisto de aditivos eléctricos, con la belleza de la acústica a flor de piel. Aprovechando al máximo instrumentos como el dulcimer o un extrañísimo órgano Farfisa que más parecía un sítar, el dúo nos brindó una dulce, encantadora sesión, donde las sedosas armonías vocales conducían a una psicodelia que, por momentos, se teñía de una sensible mística del amor y de la pureza. Un viaje de lisergia limpia, de ensoñación amorosa para flotar en un clima de buenos sentimientos y dejarse atrapar en un oasis libre y en paz. Para trocar dolor en sonrisa en una jornada de gran tristeza e inquietud.

Cerraron Rioturbio, el supergrupo asturiano que parte del country-rock para enredarse en todo tipo de sonidos de eso que ahora se da en llamar “americana”. Rock de raíces americano que sonó con el desparpajo de unos viejos amigos que se reúnen para divertirse con el carisma de veteranos en mil batallas como su vocalista Ronny Río (exKactus Jack, Real McCoyson, Nurses) –que, esta vez, no recurrió ni a sus ya célebres chistes- o un sensacional Álvaro Barcena (exBruscos, Pablo Moro, Electric Buffalo) que hizo estragos en el sonido de la banda con una pedal steel tocada con inusitado acierto. Una jornada completa para olvidarse de la noche anterior en vela, con el corazón en un puño, golpeado por la sinrazón, la ignorancia y el mal.

MANOLO D. ABAD