jueves, 30 de marzo de 2017

Multicolores



Crítica. Música. -
Multicolores”
THE DELTA SAINTS
Teatro Palacio Valdés, Avilés.
Domingo, 26 de marzo de 2017.

Ya sabemos que eso de las etiquetas no acostumbra a funcionar muchas veces y, en el caso del grupo de Nashville The Delta Saints aún menos. Se les empaqueta como blues-rock pero, en realidad, son una banda de rock de guitarras americana, con una buena base de múltiples raíces que pueden ir del folk al blues o, incluso, al country-rock, pero un grupo americano de rock guitarrero es lo que son, al fin y al cabo.



Impresionados por un escenario que no dejaron de loar, los Delta Saints fueron de menos a más hasta acabar creciéndose y firmando un gran concierto. Con un sonido sólido, las guitarras chispeantes en todo momento y deslumbrantes apuntes del espléndido Dylan Fitch, los norteamericanos cuajaron un concierto impecable para quien guste de los sonidos añejos que siempre han estado ahí, en la más sana tradición rockera de fuerza no reñida con la emoción.
Es ese sonido que nunca decepciona y en el que el quinteto se esmeró a fondo. Sobraron, cierto es, los alardes individuales con los que cada uno de los componentes se gustó a sí mismo en un tramo de la actuación donde se presentó a cada uno de los miembros del grupo, pero, exceptuando este matiz, cuajaron una impecable sesión en la que se aunaban las raíces con la electricidad, fuerza y sentimiento. Esa paleta de rock americano enriquecido con buenos nutrientes de blues y folk-rock les permite desvelarse en su eclecticismo sin quedarse con ninguna de las opciones, brindándoles múltiples posibilidades sonoras dentro del esquema del rock de guitarras.



En definitiva, un gran concierto de una banda honesta que se muestra sin tapujos, directa y compacta. Todo un regalo para los buenos amantes del rock americano con buenas dosis de guitarras y electricidad.

MANOLO D. ABAD
Reportaje fotográfico: JUAN CUERVO 


Gentrificación


Vetusta Blues. -
Gentrificación”

Muchos han sido los intentos por parte de extrañas y opacas asociaciones vecinales que dicen representar a los habitantes del Oviedo Antiguo de acabar con el ocio nocturno, ahora ya encuadrado directamente en el fin de semana. Pero, sorprendentemente, ese apocalipsis que llevan años anunciando extraños profetas de dudosa calaña nunca se produce, aunque, en estos últimos tiempos, su voz ha vuelto a encontrar eco para decirnos que Sodoma y Gomorra al lado de lo que es el Oviedo Antiguo en un fin de semana se queda corto. O quizás el Bronx. Vean y recuerden aquel tremendo film de Walter Hill “The Warriors” (“Los amos de la noche” en su versión española) y comprendan que el Oviedo Antiguo es peor que ese Nueva York retratado en esa película. O eso pretenden hacernos creer los profetas del apocalipsis que está por llegar.

Estos profetas del apocalipsis viven una doble obsesión, que llevan años repitiendo como un mantra: la culpa de todo lo que ocurre procede de los bares de copas y, sobre todo, de aquellos que programan actuaciones en directo. Que ya se sabe que los músicos y promotores son unos delincuentes de la peor especie. Por supuesto, los que asistimos a esas actuaciones musicales, no les vamos a la zaga: formamos parte de un lumpen -probablemente organizado- que se dedica a extersionar con sus inquietudes artísticas y sus ganas de música en vivo a pobres profetas del apocalipsis que llevan un camino de santidad a la espera de un regreso al siglo XVIII -con las comodidades del XXI, faltaría más- y que desearían que todos formásemos parte de una sociedad de cartujos, a poder ser. O de una muerta ciudad dormitorio más.

¿Qué puede haber detrás de todo este apocalipsis donde se mezclan crímenes constantes y graffitys? ¿El Botellón? No, nunca les hemos escuchado ni media palabra en contra de eso, pues colaboran a un fin que parece el último. ¿Y cuál es ese fin? Ya no me cabe la menor duda: la gentrificación del Oviedo Antiguo. Para quienes no lo sepan, este término explica un proceso que se ha producido en muchas urbes donde un grupo de adineradas élites descubre en el centro de la ciudad un espacio muy apetecible donde vivir y en el que reside una población, en su mayoría de edad avanzada, y con exiguos recursos económicos. Apoyados por constructoras, toman estas partes de la ciudad con la connivencia de determinados grupos de presión hasta transformar los edificios en lugares aptos para ocupar por estas clases adineradas con el consiguiente incremento del valor de estos pisos. Pues bien, parece que nos encontramos en esa parte del proceso en que se trata de ahuyentar a la mayor gente posible del barrio, para proceder a una “ocupación” bien distinta de la que se realiza con la “k”.

Afortunadamente, estas extrañas y sospechosas asociaciones de opaca existencia y más dudosa credibilidad van encontrando resistencia en otras como Oviedo Redondo que les hacen frente con hechos, actividades y la respuesta de los vecinos, no sólo del Antiguo sino de los que amamos esa parte de nuestra ciudad y a los que nos gustaría verla libre de especuladores y profetas de un apocalipsis que sólo está en su cabeza o quién sabe dónde. Que la gentrificación del Oviedo Antiguo no se haga realidad ante las actuaciones impunes de quienes tratan de vender a la opinión pública una supuesta verdad que no es sino una superchería interesada.

MANOLO D. ABAD
Publicado en el diario "El Comercio" el jueves 30 de marzo de 2017

miércoles, 29 de marzo de 2017

Iggy Pop "Winners and losers" en vivo



Winners and losers which one am I,
Is it the same under the sky?
Black motorcycles and the will to survive
Losers and winners low and high
In this glass and wire world
Surely leeches gain the right
To send their message screaming
One that has no meaning
To people who feel
Questions and questions plain as your nose
But who would believe a little rose?
Winners and losers in love with themselves
No Santa Claus no happy elves
In this smoking gun existence
It gets harder to unwind
I'll just eat my breakfast
Try to keep my questions
Starving all night
Out in the suburbs I met
My true fine love
Down in the suburbs I met
My true fine love
She gave me money
She gave me head
She gave my everything
And then she went dead
Stick out your thumb
And hit the open road
Cat in a Mercedes
Goes by, he's old
He's got some, you got none
Together maybe you can have
Some fun-winners and losers
Gentlemen boozers
Winners and losers
Roll roll roll roll
Roll your money down
Rock rock rock rock
Takln' over this town

LOs 52 Golpes #13

http://los52golpes.com/manolo-d-abad/13-4/

domingo, 26 de marzo de 2017

Jarmusch-Oviedo

Vinilo Azul. -

Jarmusch-Oviedo”


Fue un placer inesperado asistir al documental de Jim Jarmusch en el Teatro Filarmónica dentro de la SACO (Semana del Audiovisual Contemporáneo de Oviedo). Recordar las viejas sensaciones en una sala de cine. Disfrutar de una magnífica película a toda pantalla. Emocionarse sin el asqueroso aroma de las palomitas invadiéndolo todo, sin patadas en el respaldo, sin conversaciones interminables de los vecinos de butaca, sin móviles sonando, con respeto a los demás, con el ambiente ideal para disfrutar de todo lo que nos puede ofrecer el cine en una sala adecuada.

Unas horas antes, tras hacerme con el par de entradas correspondientes, me encontré con mi querida amiga Graciela Oliveira, una de las encargadas de producción en la SACO. A ella le habían tocado niños de cuatro años que asistían a sesiones matinales y se confesaba maravillada por todo lo que rodeaba a esos pases. Contemplar los rostros -emocionados- de los pequeños al encontrarse en una sala de cine como el Campoamor o el Filarmónica, con toda la majestuosidad de su atmósfera, bien distante de los diseños estandarizados de las multisalas de las grandes superficies comerciales; ver cómo se empapaban de una magia difícil de crear hoy en día.

Los Cines Clarín también poseían su particular encanto y allí tuve la oportunidad de contemplar una película de Jim Jarmusch, probablemente en la segunda mitad de los años 80. Eran unas proyecciones que se realizaban a instancias del aula de cine universitario -no recuerdo el nombre exacto- y que ofrecieron sesiones económicas realmente interesantes, en versión original, con unos folletos repletos de información y textos sobre la película... esas cosas que tanto echamos de menos en estos días. La película era la tercera del director neoyorquino -”Down by law”- protagonizada por un trío de ases como Tom Waits, Roberto Benigni y John Lurie, con una muy sugerente música de éste último. A partir de ese día no perdí la oportunidad de asistir a cada nuevo estreno de Jim Jarmusch.

Cambian los tiempos a ritmo vertiginoso y, por esos giros de azar, me encontré con un magnífico
estuche con sus seis primeros films en dvd y, días después, la posibilidad de ver en pantalla cinematográfica esta gran obra en honor de los Stooges. Benditas sean muestras como la SACO y también la posibilidad de recuperar el cine en pantalla grande en el centro de Oviedo. Que no pase a ser un recuerdo neblinoso de tiempos pasados.

MANOLO D. ABAD
Publicado en el suplemento "D-Oviedo" del diario "El Comercio" el domingo 26 de marzo de 2017

Los 52 Golpes #12

http://los52golpes.com/manolo-d-abad/12-17/

sábado, 25 de marzo de 2017

The Scumbugs "Baby´s gone away"


¡Hoy en Oviedo! Lata de Zinc, 16:00 horas.

viernes, 24 de marzo de 2017

miércoles, 22 de marzo de 2017

It´s Not Not "Golden rule"



Azares y accidentes


Vetusta Blues. -

Azares y accidentes”


Uno de los aspectos que siempre me ha sorprendido (y fascinado) más del “polar” -el cine negro francés- es el componente del azar que se cruza en casi todas sus historias. Algo rompe el equilibrio, algo consigue que un plan perfecto deje de serlo, que una situación que se suponía idílica se torne pesadillesca... Acaso como en la vida muchas veces, donde, de repente, un mínimo detalle consigue que las cosas se tuerzan.

La espléndida mañana de sábado, soleada de invierno como muchas veces no se puede disfrutar en verano, invitaba al paseo relajado. Calles céntricas sin apenas tráfico automovilístico, muchos viandantes disfrutando. Observo una espléndida moto Harley Davidson surcar, imperial, la calle Covadonga. De repente, al torcer a su izquierda en dirección a Foncalada, la moto se inclina hasta caerse y quedar atravesada en medio de la parte más alta de esa calle. La caída es limpia y uno la observa casi como a cámara lenta. Un reguero de gasolina atraviesa la vía entre las dos aceras. Siguen sin pasar coches. La gente, de inmediato, se acerca a socorrer al piloto, unos, y a recoger la Harley, otros. Con la ayuda de otra persona, levanto el vehículo y lo estaciono delante de la cafetería ahora denominada “Choko”. Enseguida se consigue auxiliar al conductor. Llegan automóviles que se detienen delante del lugar, sin movimientos bruscos. Todo ha surgido rápido y sin incidencias. El piloto camina sin excesivos problemas. Le comento que tiene al lado en centro de salud de la Lila, por si acaso. Despues, uno continúa su paseo orgulloso de la diligente respuesta ciudadana.

Unos días antes, Jhonny Geovanny Álvarez Chávez no tuvo la misma suerte en Santa Marina de Piedramuelle con su moto y se dejó su joven vida en la carretera. A Jhonny lo conocíamos y apreciábamos muchos de quienes somos clientes de uno de los locales emblemáticos de la ciudad -el Ovetense- donde había trabajado varios años, dejando huella de su bonhomía entre todos quienes le tratamos. Recordé una de las última veces que le vi, durante la comida que se le ofreció a Petros Márkaris tras su encuentro con el público en el marco de la Semana Negra. La comitiva ya se había ido y sólo quedábamos Celso Miranda -que se había incorporado a los postres- y quien les escribe, hablando de muchos asuntos, estirando la sobremesa, en mi caso antes de regresar al trabajo tras la maravillosa experiencia de haber presentado al magnífico escritor de serie negra. Aún permanecía sobre la mesa una botella de vino a medias y una tabla de quesos casi entera. Una mujer de unos sesenta años, con la pobreza marcada en sus ropas y la derrota en su rostro, se acercó pidiéndonos ayuda. Le dije que cogiera del plato de queso, cosa que hizo con rapidez. Apuró el plato con la ayuda de unas servilletas y se fue. Johnny se me acercó y me dijo: “los jefes van a echarme la bronca, normalmente a esta gente que lo necesita les ayudamos un poco más tarde”. Recuerdo que le respondí: “si te echa la bronca Natalia (lo que dudaba fuera a ocurrir) pásamela y dile que ha sido culpa mía, ¿vale?”. Me observó con sus grandes ojos y esbozó esa sonrisa de buena persona que tantos conocíamos.

Ese sábado no dejé de pensar en cómo se suceden, a veces, los acontecimientos en la vida. ¿Por qué se pierden prematuramente personas amables y queridas mientras hemos de padecer a otras que ni merecen ser calificadas de seres humanos?

MANOLO D. ABAD
Publicado en el diario "El Comercio" el miércoles 22 de marzo de 2017

martes, 21 de marzo de 2017

León Benavente "Se mueve"


lunes, 20 de marzo de 2017

Vetusta Blues



Vetusta Blues

Las calles que se iluminaban con tus pasos ya no volverán. Han cerrado los bares donde nos besamos, donde aprendí a amarte. En un extraño déjà vu, en una segunda oportunidad echada a perder, lamentaré haber regresado a todas las sombras que volví a iluminar en cada una de las esquinas de la ciudad. Oviedo se mueve y en este tu regreso veinticinco años después, nada es igual. Ni tan siquiera en este nuevo final. No seré nunca jamás un extraño de mí mismo bajo la lluvia.

Al alba recorro las calles del Oviedo Antiguo, envueltas en una extraña niebla, serenas, orgullosas de permanecer en esta pausa inacabable.

Cada silencio, cada palabra no dicha a tiempo, se envuelve en esa niebla de las calles de mi ciudad, de mi refugio, del único refugio donde puedo estar a salvo de mí mismo y de los demás.
Y todos los pasos, todos los latidos, se clavan en mi corazón como puñaladas que me desangran sin matarme. Y te echo profundamente de menos. Pero, al abrigo de mi ciudad, sé que todo ese dolor, que ahora me parece insoportable, tendrá solución.

MANOLO D. ABAD
Incluido en el libro "Oviedo libro abierto" (Trea, 2017)

domingo, 19 de marzo de 2017

Chuck Berry (1926-2017)


viernes, 17 de marzo de 2017

Hoy en Oviedo

Teatro Filarmónica, Oviedo. 22:30 h. Dentro de S.A.C.O.

miércoles, 15 de marzo de 2017

Ric Ocasek "Hold on tight"


I could take you back to that time
Conjure up some stories in your mind
You could make excuses for all of the pain
Get your disposition out of the rain
I could take you back to that time, oh

(Hold on)
You better hold on tight
(Ooh-ooh, hold on)
You know it's going to be a shaky flight
Come on

(Gotta keep that dream)
You got to keep that dream forever
(Keep that dream)
Oh, starry eyes
(Gotta keep that dream)
Ooh, got to keep that dream forever
(Keep that dream)
Got to keep that dream alive

Yeah, I could take you further than you go
There's something about the dark that you should know
Oh, everybody's waiting for somebody else
Everybody's grating on themselves
I could take you closer than you go, yeah, ooh!

(Hold on)
Oh, you better hold on tight
Hold on, yeah
(Hold on)
You know it's going to be a shaky flight
That's right

(Gotta keep that dream)
You got to keep that dream forever
(Keep that dream)
Starry eyes
(Gotta keep that dream)
You got to keep that dream forever
(Keep that dream)
Got to keep that dream alive

I could take you back to that time, yeah
Conjure up some stories in your mind, yeah

(Hold on)
Oh, you better hold on tight
(Hold on)
You know it's going to be a shaky flight, so...

(Gotta keep that dream)
You got to keep that dream forever
(Keep that dream)
Oh, starry eyes
(Gotta keep that dream)
You got to keep that dream forever
(Keep that dream)
Got to keep that dream alive

(Keep that dream)
Oh, keep that dream forever
(Keep that dream)
Oh starry eyes, you gotta
(Gotta keep that dream)
Oh, keep that dream forever
(Keep that dream)
Got to keep that dream alive

Keep that dream together
Keep that dream forever, ooh, yeah
Got to keep that dream forever
Got to keep that dream alive

martes, 14 de marzo de 2017

The The "Dogs of lust"



Here they come! The dogs of lust.
Out of my mind. Into my life.
Somebody should be here to hold me
Somebody should be here to show me, show me!

When you're lustful. When you're lonely.
And the heat is rising slowly.

I got it blue. I got it bad.
I got the sweetest sadness I ever had.
As the hours pass before my eyes.
As the hours pass before me.

When you're lustful. When you're lonely.
And the heat is rising slowly.

I keep reaching up
But they drag me back down
Wherever I try to hide
I will always be found

When you're lustful. When you're lonely.
And the heat is rising slowly.

Rising rising rising slowly
Rising rising rising
Rising rising slowly.

Emergentes

Crítica. Música. -
Emergentes”

VIVA SUECIA
La Salvaje, Oviedo.
Sábado, 11 de marzo de 2017.

Aterrizaban los murcianos -¡cuántas buenas bandas están saliendo de ahí!- dentro de la gira “GPS” como una de las formaciones más interesantes a seguir. Un grupo encuadrado en ese territorio pantanoso e inclasificable que es el indie pero que demostró desde el primer guitarrazo que son una propuesta seria y contundente. Muy sólidos y potentes, los murcianos ofrecieron una sesión coherente para disipar dudas, para alimentar las esperanzas de una opción muy interesante.

Con tan sólo dos álbumes han conseguido destacar como una de las formaciones más relevantes en el siempre agitado mundillo indie, donde siempre nacen florecientes impactos sin consistencia ni empaque. Ante ellos, los murcianos Viva Suecia demuestran un estupendo balance guitarrero, serio y consistente, para anular falsas expectativas, para enseñar realidades.


Dosis de electricidad guitarrera para despoblar expectativas falsas, para sumergirse en consistencia en la ejecución y talento en las letras. Viva Suecia consiguen alimentar las esperanzas de que los relevos están ahí, muy cerquita, al alcance de quien quiera verlo. Quienes siempre están a la busca de la próxima gran realidad, deberían verse en el medio de un concierto de los murcianos, propuesta sólida donde las haya, con talento, buenas letras y guitarras con electricidad suficiente para convencer al más pintado. Una de las mejores apuestas para lo que está por llegar.

MANOLO D. ABAD
Fotos: M.D.A.
Publicado en el diario "El Comercio" el lunes 13 de marzo de 2017

Benjamin Schoos "I love you"



domingo, 12 de marzo de 2017

Jandro siempre estarás aquí


Las sombras del espejo


Crítica. Música. -

Las sombras del espejo”
LEÓN BENAVENTE
Sala Estilo, Oviedo.
Viernes, 10 de marzo de 2017.

Contra todos y contra todo. Así se puede explicar el triunfo de uno de los proyectos más coherentes que ha alumbrado la escena independiente en España. Lejos de los onanismos popindie que han sido convertidos en palabra de ley para ser menospreciados o también en el pop-rock de antaño que hoy se trajea, también, de indie. León Benavente, envueltos en una niebla antifotógrafos, muestran una realidad que supera los clichés.

En este supergrupo repleto de talentos, manda una visión generacional que conecta con un sector indie, sí, pero también -y es de agradecer- se establece una simbiosis con el poderío guitarrero del postpunk que llega a unas bases donde se aunan el krautrock setentero con el electropùnk de grupos como D.A.F.. El resultado, a través de unas inteligentes letras, lleva a unos rara avis en el universo rock que transitan con fuerza, empaque, energía, alejados de cualquier camino previo. Con personalidad, aunque le fastidie a esa prensa catalana deseosa de marcar estilo con pufos como Joe Crepusculo.



Abrieron con tres canciones de su segundo álbum, tres señores hits que en otro tiempo alejado de la compulsiva piratería hubieran hecho estragos (“Tipo D”, “California”, “La Ribera”) para que el éxtasis de un público diverso que abarrotó el local fuera máximo. Fue una manera de introducirnos en un universo personal guiado por un desatado Abraham Boba, maestro de ceremonias de un directo consistente para envidia de los inventores de hypes en una trasnochada versión británica de los tabloides ingleses. Antes de presentar “Estado provisional” el grandísimo Luiggi Tuddermis tuvo un recuerdo para Jandro “Espina” que no sé si la gente que aplaudía supo lo que significaba.

El tramo final sirvió para llevar la propuesta hasta sus últimas consecuencias. Energía y buen sentido. Inteligencia y poderío. Pocos son capaces de decirlo. Muy pocos capaces de valerlo y estar a esa altura.

MANOLO D. ABAD
Fotos: M.D.A.
Publicado en el diario "El Comercio" el domingo 12 de marzo de 2017

Un año sin Jandro


Vinilo Azul. -
Un año sin Jandro”

El tiempo vuela sin darnos cuenta y lo hace más cuando echamos en falta a seres queridos, los que no están, de quienes nos hemos alejado y quienes se han ido definitivamente. Hoy domingo 12 de marzo hace un año que nos dejó Jandro Espina, músico y persona muy querida. Se murió, además, cosas de la vida, el mismo día de mi cumpleaños, con lo que me resultará imposible recordarlo cada nuevo año, a mí que eso de las efemérides me deja más bien frío.

Coincidiendo con este primer año de su ausencia, una ausencia que se hace notar en demasía, uno de sus amigos -Alberto Ceán- tuvo la bendita idea de recoger en un vídeo las impresiones de muchos de los que le conocían y le apreciaban. Surgió así, con un gran y altruista esfuerzo del bueno de Alberto un documental amateur que quiere servir de sentido homenaje a Alejandro Blanco “Espina”. Bajo el título “Jandro siempre estarás aquí” se reúnen los testimonios de músicos como Nacho e Isma (Malas Compañías), Dolph Espina y Berdi (Doctor Lecter), exIlegales como Rafa Kas, Alejandro Felgueroso y Rubén Mol, Roberto Collado, Bull (Bull y Los Búfalos), Divi Fresno (Sangrientos), Miguel Fuentes (The Amateurs), Jaime Suárez y Juan Martínez (Los Ruidos), Juan Flores, Javi Monge, Jorge Explosion, Javi Ramos, Pablo Valdés, Javi Savoy, Fernando Arce, además de otros nombres relacionados con el mundo del rock como Antonio Martínez (mánager durante muchos años de Ilegales), el fotógrafo Domingo J. Casas, Fernando Guerra, Santiago Botero (contacto fundamental en América de Ileagles durante muchos años), Vicente Ros, el propio Alberto Ceán o quien les escribe. Un recuerdo emotivo a alguien que siempre estuvo al lado de multitud de músicos y que era persona fundamental para comprender la escena asturiana de las dos últimas décadas.

El vídeo podrá verse en youtube a través del canal “Alberto Rock”, pero a uno, a pesar del carácter amateur del mismo, le gustaría que pudiera formar parte de un homenaje mayor a su figura. Sí, se le dio el nombre al Concurso de Rock Ciudad de Oviedo, a instancias de un artículo que publiqué en una de mis columnas de “Vetusta Blues”, pero quizás el consistorio ovetense se quedó corto en el reconocimiento. Quizás este vídeo pueda ser la oportunidad para ese mayor reconocimiento. Que mucha gente pueda contemplarlo y conocer su lado humano, su enorme humanidad, su capacidad de trabajo pero también lo divertido que podía llegar a ser. Así, entre el recuerdo emotivo y la anécdota socarrona, discurren los testimonios de un homenaje merecido, realizado con desinteresada generosidad por Alberto Ceán. Un documento imprescindible para un magnífico ser humano al que echamos muchísimo de menos.

MANOLO D. ABAD
Publicado en el suplemento "D-Oviedo" del diario "El Comercio" el domingo 12 de marzo de 2017 

The Electric Buffalo "Your reasons"



We used to talk about the neighborhood
We used to say to each other "How much I need you!"
You talk about your reasons but I don´t why
You talk about your seasons when you couldn´t stop crying

I guess somehow we tasted a kind of happiness
I guess we´re on the run  from the loneliness
We were so different sometimes, but in a similar way
We were often like strangers and sometimes good old friends

I know you hurt me bad
When you came into my life

And if I had to live on earth
Be sure you´ll be the chosen one
Your love is like a flying kite
I just can´t reach anymore/I just can´t let go away

viernes, 10 de marzo de 2017

Filigranas



Crítica. Música. -

Filigranas”

LA M DE MATILDE
Teatro Filarmónica, Oviedo.
Domingo 5 de marzo de 2017.

Presentaban La M de Matilde por todo lo alto su segundo trabajo “Al que yo besaré” en el marco imponente del Teatro Filarmónica. Un gran despliegue para ofrecer un concierto especial por lo que supone de recuperar a una formación que no transita por territorios trillados, que se enfrenta a unas canciones donde predomina lo intimista y lo exquisito, en arreglos y composición. 

 

Respaldada Helena Gil por un soberbio elenco de siete músicos, abrió La M de Matilde con una de las mejores canciones de su nuevo trabajo -”Mateo 26-48”- en un registro íntimo inusual pero que lograba situar al espectador ante lo que iba a encontrarse: un grupo que se mueve como pez en el agua en esos territorios personales y profundos, que ya se mostraban en su primer trabajo y que han conseguido pulir de forma soberbia. El sonido perfecto servía para reforzar este gran paso adelante que supone para el grupo liderado por Helena, que aguantó con nota el show, y los diversos caminos a los que se ha abierto el grupo, más allá de lo íntimo, como bien reflejaron en su segundo tema el cabaretero “Mi manera de pensar” o en “Amor”. El concierto se fue llevando hasta el territorio más personal en un tramo final con la demoledora “Tus ojos vagos-Mis ojos miopes”, la amarga “Lo que queda de ti”, el sorprendente tango “Sueños de cristal” o “Al alma mía”, acompañada solo de piano (un eminente Fernando Chacón) , para concluir versionando el clásico de la música francesa que popularizara Edith Piaf “Non, je en regrette rien”, para reafirmar lo especial de su propuesta. 

 

El bis llevaría el sello de la hermosa “El mar del Norte”, otro recuerdo a su trabajo de debut -“Los días de invierno”- y, ya con el teatro patas arriba, por todo lo alto, con “Los antros de Moscú”, que contó con el espectacular refuerzo de tres bailarinas. La M de Matilde han vuelto para quedarse, conscientes de que no hay muchas propuestas que se salgan de las convenciones como la suya y que, además, cuentan con un puñado de canciones que se pegan al corazón, allí donde más difícil resulta llegar. A la emoción más sincera y profunda.

MANOLO D. ABAD
Fotos: M.D.A.

jueves, 9 de marzo de 2017

The Traveling Zoo "Tívoli"


Tiempo para la SACO


Vetusta Blues. -
Tiempo para la SACO”

El próximo 10 de marzo arranca en Oviedo la tercera edición de la S.A.C.O. (Semana del Audiovisual Contemporáneo de Oviedo), una estupenda ocasión para embriagarse de cine poco habitual en nuestras salas y de otras actividades muy apetecibles. Bueno es que se vayan consolidando estas propuestas, tan alejadas del modelo cultural imperante hasta hace tan sólo unos años. Bueno es que Oviedo pueda sacudirse los vestigios trasnochados de cultura por los que aún suspiran aquellos beneficiados por sus regalías.

El ocaso de las cajas de ahorro y sus obras culturales se tradujo en un erial de eventos que en Asturias hicieron desaparecer multitud de actos musicales, cinematográficos o teatrales. Bueno es que se equilibre en la desmesurada desproporción que se otorgaba desde el ayuntamiento a sólo una pequeña manifestación cultural, como es la música clásica, en detrimento de otras muchas con gran arraigo en la población de la ciudad. El éxito de la segunda edición y la ampliación y diversidad de actividades en esta nueva edición de SACO son una gran noticia para los ovetenses.

Dentro de la programación, cada uno busca y puede encontrar películas muy interesantes con entrada gratis. Un acierto -para evitar las tremendas colas de las ediciones pasadas- el que se tenga que pasar por taquilla para retirar la localidad y no estar a expensas de una cola que te puede dejar fuera. Poder hacerse con ellas -repito: gratis- permite una mayor fluidez para el público y que se puedan establecer planes para acudir a las diversas sesiones. Personalmente, me encanta la posibilidad de poder disfrutar del documental “Omega”, ahora que se cumplen veinte años de la grabación de ese histórico encuentro entre el flamenco y el rock de la mano del grandioso Enrique Morente y de los no menos inmensos Lagartija Nick. Si pueden, no se lo pierdan. Una verdadera maravilla. También, el “Gimme danger” de Jim Jarmusch sobre la peripecia de los tremebundos Stooges, uno de los fenómenos más insólitos y revolucionarios de la historia del rock. Habrá más y pronto llegará el momento de elegir algunas películas sumergiéndose en el programa de mano. Estupendo también es recuperar el Teatro Campoamor para el cine, lo que, sin duda, nos hará evocar tiempos de grandes ciclos propiciados desde el Ayuntamiento.

En definitiva, desde el viernes 10 y hasta el 19, un tiempo para empaparse de cine alejado de lo comercial y con un gran interés en una propuesta como SACO que parece consolidarse para bien de la ciudad.
MANOLO D. ABAD
Publicado en el diario "El Comercio" el jueves 9 de marzo de 2017

domingo, 5 de marzo de 2017

155 Razones


Crónicas de Vestuario. -

155 razones”


Se trataba de uno de esos encuentros que reúnen todos los alicientes para el aficionado: rivalidad, lucha por los puestos más altos de la tabla, la oportunidad de mostrar poderío ante uno de los conjuntos mejor clasificados de la categoría, de afirmarse en las propias convicciones, de que el objetivo del ascenso no es una quimera tras haber transitado los dos primeros tercios de la competición. Pero había un motivo más: honrar con un triunfo a los 155 aficionados oviedistas que no pudieron celebrar el ascenso en el estadio Ramón de Carranza a causa de una decisión arbitraria de aún no se sabe quién (o eso pretenden hacernos creer algunos).








 El once de Hierro salió con las habituales precauciones de siempre que se tradujeron en un repertorio de lo peor que puede ofrecer el conjunto azul: acciones deslavazadas, poca cohesión entre líneas, nula fluidez y mínima profundidad. Con todo esto, en la primera jugada del cuadro carbayón que pudiéramos considerar como tal, una penetración por la izquierda con magistral centro de Saúl Berjón que Susaeta llevó de cabeza al gol se pudo decidir todo. Era el minuto 18 y aún nos preguntamos qué vio el colegiado Isidro Díaz de Mera para anularlo. El trencilla comenzó su particular recital de pito, todo un concierto de despropósitos como hacía bastante tiempo que no veíamos en un partido en el Tartiere. Todo un émulo de Zarrabeitia Arrieta, aunque sin llegar a semejante caos y ridiculez. Cuatro minutos después, le tocó a los andaluces aprovechar la suya, en un monumental barullo dentro del área pequeña de rechaces y despropósitos que llevó Salvi Sánchez a las mallas. Presos del entusiasmo, los jugadores cadistas comenzarían su particular sesión de teatro con Abdullah como protagonista principal de varias caídas al césped inexplicables. Despertó el cuadro azul, con fuerza y convicción y llegó el premio de la mano de Linares. Tablas al descanso y la pregunta en el aire: ¿serían capaces de remontar por primera vez en la temporada los oviedistas?



Salimos pronto de dudas, pues los de Hierro salieron muy enchufados, presionando muy arriba y con más cohesión entre líneas hasta que Christian Fernández marcó el de la remontada. A partir de ahí, los andaluces se quedaron sin reacción, mientras que los carbayones, sin grandes alardes, se dejaron ir hasta el pitido final.



Victoria de mucho mérito que debe dar más empaque a los azules, que, sin patrón de juego ni elaboración, son capaces de encontrar fantasía en los metros finales. Si se acompaña de seguridad defensiva -hoy su portero Juan Carlos careció de confianza, nervioso, alocado e impreciso- puede servir para que el soñado objetivo se haga realidad. Eso, y una grada que alienta y empuja. Esperemos que esta cuesta de marzo -con dos choques consecutivos fuera del calor casero- consolide opciones y alimente el sueño de esos 155 y de muchos más.

MANOLO D. ABAD
Reportaje fotográfico: J.L.G.FIERROS
Publicado en el diario "El Comercio" el domingo 5 de marzo de 2017

 

sábado, 4 de marzo de 2017

Los 52 Golpes. Semana#9

http://los52golpes.com/manolo-d-abad/9-15/

Paul Buchanan "Mid air"


Black Rebel Motorcycle Club "All you do is talk"


Dakota Suite "Because our lie breathes differently"


jueves, 2 de marzo de 2017

Long Distance Operators "Stones from heaven"


Desmontando Ciudad Hipérbole


Vetusta Blues. -

Desmontando Ciudad Hipérbole”


Pasa el tiempo -como ya anticipásemos en otro artículo de esta misma columna- y los presagios de los destronados tras veinticuatro años de régimen, las profecías del caos proclamadas con insistente pertinacia no han ocurrido. Tras ellos, no llegó el caos, sólo la contemplación de los restos de veinticuatro años de mandato donde se han perdido oportunidades de oro para convertir a Oviedo y renovar muchos de sus espacios que hoy sólo son ruina (el spa de Ciudad Naranco), abandono (el antiguo Huca) o áreas bloqueadas (plaza de toros, La Vega). La red establecida de clientelismos provoca muchas protestas de sus beneficiarios, que han perdido dichas adjudicaciones. Los Premios Líricos y sus fastos me han parecido ese ejemplo preclaro que explica todo lo escrito: te coloco aquí -con el dinero de todos los ovetenses- y justifico el evento, el millonario evento, el inútil evento, ese evento que interesaba tanto, ese evento por el que -una vez rechazado por Oviedo- millones de capitales del mundo se interesaron tanto que su número asciende a cero a día de hoy.

La construcción de esta “Ciudad Hipérbole” en que se quiso transformar a Oviedo requerirá muchos esfuerzos, que pagaremos todos los vecinos de la ciudad. La “Ciudad Hipérbole” de la biblioteca más cara del mundo -como todos ustedes saben situada en Villa Magdalena- que, como bien expone en su pasquín “Pasión por Oviedo” el excalde de la ciudad, no es más que un invento del “tripartito del caos”: “tras la eficiente gestión de Agustín Iglesias Caunedo, la situación financiera del Ayuntamiento es tan solvente que puede afrontar este pago sin renunciar a ninguna de las grandes inversiones que Oviedo necesita y merece”. Ahora, en ese afán por intentar borrar huellas de esa “Ciudad Hipérbole”, se trata de argumentar que nada de lo que se (mal)construyó a coste de oro existió: ni ese Calatrava que se cae, ni ese estadio Carlos Tartiere -único en el mundo sin fondo norte y fondo sur, con fondo este y oeste en una invención digna de pasar también a las páginas más tristes de la historia de la arquitectura- ni esa plaza de toros que se pudrirá en su i.b.i. (se sacaron de la manga una carpa multichachiguay de un coste que bien podría haber servido para afrontar la rehabilitación del coso) por no hablar de los mencionados lugares por donde Oviedo podría haberse renovado como el espacio del antiguo Huca o el de la Fábrica de Armas.

Lo que me causa más desazón es que, al celebrar la publicación de un magnífico trabajo como”Oviedo, libro abierto”, haya quien trate de justificar a los destronados con argumentos de mucho peso, de inmenso peso, como “escribir, escribe cualquiera, como me lo vas a comparar con alguien que se dedica a la lírica”, o que ese libro haya costado el 1% de un evento vacío como los Premios Líricos, por el que pugnaron las ciudades más importantes del mundo, como ya hemos tenido noticia en todos estos últimos meses. La “Ciudad Hipérbole” deja sus restos desperdigados para que los paguemos todos los ovetenses en un lastre que durará décadas. En esa ciudad de la Hipérbole que, esperemos, por el bien de todos los ciudadanos de Oviedo, no volvamos a ver en mucho tiempo.

MANOLO D. ABAD
Publicado en el diario "El Comercio" el jueves 2 de marzo de 2017