martes, 31 de enero de 2017

Los 52 Golpes (Semana#5)

http://los52golpes.com/manolo-d-abad/5-9/

Dakota Suite "The finished river"


La imagen de una era irrepetible

Paloma Chamorro. -

La imagen de una era irrepetible”


La muerte de la periodista y divulgadora cultural Paloma Chamorro sella una etapa gloriosa de libertad unida a un espíritu creativo indomable y ecléctico. A pesar de sus múltiples aportaciones a la historia de la televisión española en programas sobre artes plásticas, fue “La Edad de Oro”, la emisión que la encumbró.

Cada martes entre mediados de 1983 y 1985, “La Edad de Oro” abría una puerta musical inédita, un mundo sólo conocido para la mayoría por reseñas en revistas especializadas. Conciertos en directo de artistas de talla internacional, con las letras traducidas al español, y entrevistas, además de reportajes sobre artes plásticas, todo llevado por una presentadora que se confundía con las pintas afterpunk de un público donde dominaban los cardados y las ropas en cuero negro. Sin embargo, el gran mérito de Chamorro fue ofrecer un panorama desprejuiciado de etiquetas, heterodoxo, que cautivó musicalmente a toda una generación de una España de provincias que trataba de despertar a la cultura en libertad. No hacía falta ir a Londres, “La Edad de Oro” te lo traía a tu casa cada martes por la noche. Gracias a su espíritu abierto, se podían contemplar en vivo a glorias del New York de fines de los 70 (Tom Verlaine), perlas del postpunk (Killing Joke, The Sound, Durutti Column), leyendas del underground (The Residents), artys vanguardistas (Tuxedomoon), powerpop (Paul Collins Beat), nuevo rock americano (Dream Syndicate, Violent Femmes) o garage heterodoxo (Johnny Thunders, The Gun Club). En ocasiones, hasta acudían al propio Londres, como en la inolvidable actuación de Nick Cave & The Cavemen -denominación previa a los Bad Seeds- en el Electric Ballroom.

Por supuesto, toda la movida madrileña que hoy nadie parece querer recordar (Derribos Arias, PVP, Los Monaguillosh, Aviador Dro, La Mode) y la que se encumbraría a lo más alto en la segunda mitad de los 80 (Loquillo y Los Trogloditas, Alaska con Dinarama, Radio Futura, Gabinete Caligari) apareció, con la excepción de Nacha Pop, a quienes no se consideraba dentro de la “modernidad”, como bien había dejado escrito en su libro “Música Moderna” Fernando Márquez “El Zurdo”.

Visto desde hoy, aquello no parece otra época, sino otro mundo. Un mundo donde la cultura, la nocturnidad y la diversión se unieron en una alianza fantástica que marcó la vida de toda una generación que seguía aquellas emisiones nocturnas desde todos los puntos del país. Tiempos irrepetibles a los que el espíritu luchador y contracorriente de Paloma Chamorro supo poner imágenes y dar voz para testimoniar una época efervescente donde cultura y libertad fueron de la mano como pocas veces en la historia de España.

MANOLO D. ABAD
Publicado en el diario "El Comercio" el martes 31 de enero de 2017

lunes, 30 de enero de 2017

Nick Cave & The Cavemen "In The Ghetto" (Directo, Londres, La Edad de Oro


Paloma Chamorro (1949-2017)

Nunca podré agradecerle lo suficiente a Paloma Chamorro todas las músicas que pude descubrir en "La Edad de Oro". Mi póker quizás sería The Sound, Dream Syndicate, Tom Verlaine y, por supuesto, Nick Cave & The Bad Seeds. Aquella imagen del grupo cantando "In the ghetto" me quedó marcada para siempre. Claro que también cayeron The Gun Club, The Lords Of The New Church, Psychedelic Furs, Violent Femmes o Echo & The Bunnymen. ¡Casi nada! Impresionante para un quinceañero con curiosidad. Imposible en la lamentable televisión actual, treinta y pico años después.


">

Segunda Mano

Vinilo Azul. -

Segunda Mano”


Leo en EL COMERCIO que la librería de segunda mano “Personajes” cierra y no puedo evitar que ciertos pensamientos se ciernan sobre mi cabeza. Las transformaciones, que tantas veces creemos lentas, van produciéndose, implacables, a un ritmo sostenido. Como ese ciclista que marca un ritmo implacable y regular -al estilo Induráin que tanto se ha repetido en las décadas siguientes- y va absorbiendo escaladores, buenos estilistas que sucumben a un destino indefectible.

En Oviedo, los cines desaparecieron del centro de la ciudad como por arte de magia. Los dejamos escapar hacia las grandes superficies, donde el insoportable (al menos, para mí) olor de las palomitas niega toda posibilidad al séptimo arte de ser disfrutado en la intimidad. Casi diríase que los espectadores son unos protagonistas más, que -entre consulta al móvil, patadas al asiento de delante o conversación telefónica o en persona- echan una ojeada distraída al gran pantallón, quizás avisados por una de esas insoportables subidas de volumen que se estilan en ciertas producciones. Conservamos algunas tiendas de discos, librerías magníficas, también librerías de barrio con un buen nivel y encontramos también un respiro en las librerías “de viejo”, de segunda mano. Lugares donde encontrar aromas diferentes, en los que satisfacer una curiosidad distinta: la de hallar joyas, no de las preciadas por especuladores, sino la de las perlas que, por alguna razón, significan, significaron o creemos que significarán algo para nosotros.

La compra-venta espontánea y el trueque, que tantos fines de semana me salvaron. En tiempos sin trabajo ni esperanzas, me deshice de algunos cds y vinilos con los que poder salir por la noche. Me acercaba a La Bomba Records y vendía. Ahora cuando hallo algunos de segunda mano pienso en cómo habrán sido las historias de sus antiguos dueños. Años antes, cada jueves, gracias al gran Manolo Carou, pinchaba cada jueves en el Paddock, en la calle Rosal. Un día se pasó por allí un chaval que, tras tomarse una caña, sacó de su bolsa un montón de vinilos en perfecto estado, con su funda de plástico y todo. Los observé con detenimiento, tratando de mantener mi rostro circunspecto, sin señal de emoción, porque aquello tenía pinta de ser un chollo. Cuando nos dijo que 500 pesetas por cada uno, ni el bueno de mi tocayo pudo disimular. Los vendió todos. Así estuvo viniendo durante un mes en que la provisión de vinilos, tanto para el Paddock como para mi colección, fue amplia y de gran calidad. Luego, no aparecería nunca más.

Hace unos meses, mi madre me dijo que le pidiera al gran Falo, propietario de otra emblemática librería de segunda mano de Oviedo, si habría la posibilidad de que encontrase algo de Gabriel Miró. Unos días después, mi querido Lauren García, que fue quien me lo presentó, me trajo un par de ejemplares del olvidado escritor alicantino. Sí, ya sé que me vendrán todos los más avezados en Internet con los nombres de referencia para hallar estos volúmenes. Pero, creo, que si seguimos así, si dejamos escapar el encanto de estos lugares, pronto nos pasearemos por paisajes tan desoladores como los del actual Detroit. Y ya no habrá tiempo, ni será el momento, de lamentarse.

MANOLO D. ABAD
Publicado en el suplemento "D-Oviedo" del diario "El Comercio" el domingo 29 de enero de 2017

Emmanuelle Riva (1927-2017)


John Hurt (1940-2017)


domingo, 29 de enero de 2017

Los 52 Golpes (Semana#4)

Mi aportación semanal al proyecto "Los 52 Golpes".
http://los52golpes.com/manolo-d-abad/4-32/

La Hora de la Verdad



Crónicas de Vestuario. -
La hora de la verdad”

Tras la enésima decepción del Real Oviedo fuera de casa, llega el momento de las preguntas, de las decisiones, de todo aquello que inquieta a quienes desean lo mejor para la nave azul. Porque este arrastrarse por todos -¡todos, casi sin excepción!- campos de la Segunda División, animando hasta al más desahuciado, debe tener un fin. Y ese fin debe ser, debería ser, que Fernando Hierro abandone la dirección técnica del equipo azul. Ha sido una demostrada incapacidad para construir un equipo que hace aguas por muchas partes. Ejemplos tenemos para aburrir, aunque el más clamoroso, el verdaderamente insultante, es el de Diegui Johannesson. Que si no estaba en condiciones, que si a, que si b, y va, sale, debut en la temporada, y resulta ser el mejor del partido. Si esto ya es grave, hay más. ¿Lo fundamental? Un equipo sin carácter, desunido, deslavazado, timorato en defensa, sin alma (¿emblema en un jugador? David Rocha), blando, descoordinado.

Podríamos echar la culpa a los jugadores, pero, siempre, el principal responsable es el entrenador. Y, aquí, la incapacidad clama por todos los lados. Da igual el esquema, de igual a quién se ponga. Este equipo hace aguas, una y otra vez, lejos del amparo de su público. Vemos a jugadores descolocados, sin iniciativa, errantes, y uno piensa cómo puede estar sucediendo esto. No por falta de tiempo -ya no vale la excusa de estar en construcción- sin patrón de juego, a expensas de hechos inesperados y, lo que es más grave, de todos los defectos que hablan de falta de carácter y personalidad: sin capacidad de reacción. Alguien, algunos amigos también, aludían a una especie de funcionariado. Mi hermana -que es secretaria de juzgado- podría ponerles en situación al respecto. Ella que siempre se lleva trabajo a casa y son muchas más horas las que les echa al asunto al margen de su horario. Lo sé, lo certifico. Ella nunca lo dirá, no se crean.

Vista la “demostración” de hoy, sólo queda pedir a Fernando Hierro que dimita como entrenador. Creo que, sinceramente, tiene sitio en este club, que puede ser un excelente director técnico, que su capacidad organizativa para crear una estructura profesional puede resultar trascendental. Pero, sintiéndolo mucho, su reiterada incapacidad para construir un proyecto futbolístico en el Real Oviedo debe tocar a su fin. Lo de hoy ya ha sido la gota que colma el vaso. Y sus declaraciones, permítame que se lo diga, con todos mis respetos, un insulto a la historia del Real Oviedo y a todos sus seguidores. ¿Encajas tres goles y todo vale? Recapacite, Sr. Hierro, Don Fernando.

De verdad, lo de hoy ha sido dantesco. Tanta debilidad ante un rival temeroso, a expensas de ser hundido, tres partidos sin marcar y van y meten hoy tres, sólo demuestra que este no es el camino. Y no, por favor, no nos vuelvan a repetir ese mantra del “proyecto a medio plazo”, que aquí ya hemos visto caer tantas torres que nos hemos convertido en unos escépticos, que, sí, creemos en milagros, pero no el que usted, Sr. Hierro, nos está proponiendo con tanta ramplonería, con tal falta de ideas, con tan asombrosa ausencia de pundonor (en algunos, no todos). Con tanto huir y rehuir el orgullo, el valor y la garra.

MANOLO D. ABAD
Foto: J.L.G.FIERROS

miércoles, 25 de enero de 2017

Damien Jurado "Nothing is the news"



Turn it around you found that they were all wrong
All you had heard, the ghosts of the words in a song
Nothing new have when all that you want is gone
I will never know, I will never know

You can't go back no the door has been closed
Standing outside just passing time will we die
There's nowhere to live and all that's been living is gone
I will never know, I will never know

I will never know

(That's my song)

Turn around you found that they were all wrong
All you had heard were ghosts of the words in a song
Nothing you had and all that you want is gone
I will never know, I will never know

I will never know

Dakota Suite "The end of trying" (I y II)


Damien Jurado "Inevitable"





Open your eyes here comes a bigger part
And seek and define the answers are easy to read

Face that inevitable
Face that inevitable

Open your eyes here comes a bigger part
You seek and define the answers are easy to read

Face that inevitable
Face that inevitable
Face that inevitable
Face that inevitable

Expediente Disco (Pocho) de Oro A Kiko Rivera

THE ARMANDO GANDALLA FILES (II)




"EXPEDIENTE DISCO (POCHO) DE ORO A KIKO RIVERA"

Probablemente, uno de los "expedientes" más difíciles a los que me he enfrentado. ¿Un Disco de Oro a Kiko Rivera? ¡No, amig@s mí@s, dos! Las primeras indagaciones nos tranquilizaron ante tanta inquietud. No se trataba por copias físicas vendidas sino por "descargas en Spotify"... Eso no es un "disco de oro", querid@s mí@s. Bien podrían denominarlo -aún a riesgo de que alguien pensara que estábamos hablando de una peli- "descargas de oro", "dos descargas de oro de seis millones (de clientes) de Spotify" o bien "descargador de oro", aunque tampoco teníamos la certeza de que había superado, para obtener semejante honor, a los honrados trabajadores que ejercen su oficio al pie de los tráileres en los muchos polígonos industriales del país.

La crisis de la industria discográfica nos ha llevado a esto. Los artistas se esfuerzan en sacar copias en vinilo o cd más para contentar a sus fans que para otra cosa. Ganan más con las camisetas y demás merchandising (gorras, tazas de café, bates de beisbol o pedruscos personalizados). Cuanta peor calidad de sonido, más ventas. Total, es lo mismo, si lo van escuchando en el móvil y con el tráfico de la calle, las conversaciones (por dotarlas de una entidad inmerecida) por whatssap y demás inútiles distractores extrenos apenas van a distinguir nada. 
Luego están los pillos de las descargas: los golfos descargadores, los reyes del mix y del feat (ya saben, el palabro -o medio palabro- de inminente moda para sustituir al "con" de toda la vida), que aprovechan los soportes digitales para multiplicar sus "ventas" por los procedimientos más insospechados. Se ha llegado a comentar de compañías discográficas de la vieja escuela que contrataban a decenas de chinos en antros infectos para que, con un pequeño ordenador portátil, descargaran sus éxitos una y otra vez. Ya ven, en la era de los avances, retrocedíamos de golpe a antes de la Revolución Industrial. ¡Glups!


Pero regresemos al meollo de nuestros desvelos. ¿Cuál ha sido el mecanismo por el que Kiko Rivera ha logrado semejante honor? Para averiguarlo acudimos a otro polígono industrial de la piel de toro, pero, en esta ocasión, a horas bien diferentes que las frecuentadas por los forzudos encargados de subir y bajar de los camiones palets y palets de todo tipo de mercancia. Al joven personal, algo achispado y con tantas ganas de fiesta como de burlarse del hijo de la Pantoja, se le requería una aplicación para acceder a la entrada. Pronto descubrimos el truquito: el enlace de marras llevaba otro mecanismo por el que, durante el tiempo que duraba la -¡ejem!- sesión estaría repitiendo en bucle una reproducción de su, vamos a llamarla "pieza", en Spotify. Debía existir algún tipo de algoritmo, quizás el propio "algo ritmo" de la "pieza" fuera el que lo activara. ¡Huuuum...! Alguien más debía estar en connivencia con semejante ingenio informático. ¿Quizás su mánager? ¿Quizás su compañía discográfica? ¿Tenía compañía discográfica? ¿Quizás el propio Spotify que se haría promoción a costa del vástago de la tonadillera más contratada por Gabino de Lorenzo? 



Ya no me correspondía investigar más, certifiqué mis conclusiones y, para liberarme de la terrible visión de su espectáculo, por llamarlo de alguna manera -ya no les cuento lo de su sesión pinchadiscos, no vaya a ser que les dé pesadillas- huí a mi casa y, nada más llegar, cogí mi copia de Derribos Arias, pinché "Disco Pocho" en mi desvencijado giradiscos y me otorgué un merecido momento de placer.

ARMANDO GANDALLA

">

Deconstrucción de Cachopo Asturiano


THE ARMANDO GANDALLA FILES (I)

"DECONSTRUCCIÓN DEL CACHOPO ASTURIANO"

Avilés, ARMANDO GANDALLA. - El célebre cocinero catalán Nando Adrianell -sesenta y nueve estrellas Firestone- ha presentado en exclusiva para el Centro Niemeyer de Avilés su "Deconstrucción del Cachopo Asturiano". Se trata de una croqueta que encierra todas las texturas del arquetípico cachopo de Asturias en una fina textura con suave aroma marinado en nitrógeno gaseoso. Se acompaña de dos salsas que recogen la múltiple variedad de los mejores quesos de Asturias -del de Pría a La Peral, pasando por el Cabrales- destilados en dos exquisitas soluciones  que aúnan tradición y modernidad (tanto de la "post" como de la "pre"; sin olvidarse, por supuesto, de la "in").

Para acompañar a tan excelso plato, una nueva invención del gran chef catalán Nando Adrianell: una interpretación de la sidra asturiana, la auténtica. Se trata de reinventarla en los tonos rojos del Thunder Bitch e incluir un espalme propio que se deshace en la boca cual peta zeta.

Los asistentes al acto valoraron el talento sin igual de Nando Adrianell y su permanente descubrimiento de nuevos mundos de Yuppi a través de sus invenciones.

martes, 24 de enero de 2017

Damien Jurado "Exit 353"



And when, I was a line
You were a light
Shining like some planet you call home

Talking aloud
Was it about
The ending or beginning of a word?

That was with me all along
I let go, and you held strong
Are we all not lost in song
Feeding back until we're found?

I was a line
Here on rewind
Living out the voices in my mind

Talking aloud
Distorted in sound
Are we all not stars here on the ground?

You were with me all along
I let go, and you held strong
Are we all not lost in song
Feeding back until we're found?

And in the golden hours hue
The darkest of the few
Was with me all along

And sewn into the sounds of joy
The forms of light collide

In the walls of my eyes

I was alone then [x9]

Reconstrucciones


Vetusta Blues. -

Reconstrucciones”


Parece ser, como informaba en EL COMERCIO nuestra compañera Rosalía Agudín, que las obras del edificio de la calle Melquiades Álvarez van más lentas que las del inmueble contiguo de Uría, 58, donde se originó un pavoroso incendio el pasado 7 de abril. Comienzan las obras de vaciado y pienso, inmediatamente, en nuestras propias reconstrucciones. En los vaciados de personas tóxicas, útiles tan sólo para chuparte todo tu entorno y envenenarlo. Librarse de esos seres, vaciarlos de nuestra casa es siempre un logro al que no damos el valor suficiente. Sí, en cambio, lo hacemos, con aquellas personas que se van de nuestro inmueble y cuya falta es un hondo vacío.

En la ciudad, en Oviedo, nos enfrentamos desde hace meses a esa reconstrucción, una reconstrucción a la que -como en la vieja canción de Magazine- disparan desde todos los sitios, en especial los destronados, principales responsables de los lastres, los tremendos lastres, económicos que padece la ciudad. Todo ello envueltos en la necesidad de encontrar soluciones a otros marrones heredados como los terrenos del viejo Huca. ¿Reconstruir? ¿Adaptar? ¿Derribar? ¿Qué hacer? Los pasos parecen ir muy lentos y la situación del barrio del Cristo quizás requiera una celeridad que choca con los planes para reconstruirlo y las medidas para identificar lo que es salvable de lo que debe ser derruido. Como siempre, las prisas siempre encuentran aliados, los oportunistas siempre ansiosos por hacer fortuna de la ruina y del dolor. Oviedo necesita planes que deberían estar por encima de intereses políticos. Pero, cuando un régimen de veinticuatro años ha echado unas raíces tan profundas como en nuestra ciudad, con tanta mala hierba suelta, la misión de algún consenso o de un frente común es una completa quimera. No se ha aprendido del ejemplo de Bilbao y va a resultar casi imposible proyectar nada con una visión a medio-largo plazo.

Otro frente es la Fábrica de La Vega y sus enormes terrenos. Ya hablamos desde esta misma columna del relevo en el ministerio de Defensa y quizás sea un tiempo apropiado para abordar reuniones con la ministra, María Dolores de Cospedal, de cara a desatascar un enclave decisivo para Oviedo.

Reconstrucciones que urgen y que se plantean como uno de los desafíos -más allá de los que impone el día a día, que siempre tiene que estar ahí, presente- para que el futuro de esta ciudad, enclave para el paseo, para la reflexión, para encontrarse a uno mismo, el lugar ideal para reconstruirse, se renueve sin perder algunas de esas señas de identidad que tanto sorprenden (y agradan) a sus muchos visitantes en permanente crecimiento, año tras año.

MANOLO D. ABAD
Publicado en el diario "El Comercio" el martes 24 de enero de 2017

Suma y fin



Crónicas de Vestuario. -

Suma y fin”


Segunda victoria consecutiva, fin de una preocupante racha, suma de seis puntos para volver a esperanzarse y... poco más. Lo visto sobre el penoso césped del Tartiere fue la exhibición de las carencias del equipo azul a lo largo de la temporada. Tras doce minutos electrizantes -los que separaron el pitido inicial del gol de Toché- el once de Fernando Hierro volvió al modo pasota, como extraído de una película de Fernando Colomo de los años ochenta. Que el tiempo transcurra, no sin sobresaltos y... a dejarse llevar.



Es esta una deriva que parece haber alcanzado hasta un errático Saúl Berjón, sin la estelar presencia ni la velocidad de la semana pasada, como una oscura sombra sólo iluminada por su toque y su visión (eso que llamamos clase, que se tiene o no) en destellos insuficientes para un choque lamentable. Podríamos observar las dos caras de una misma estampa: la presunta solidez defensiva (con un tan entonado Héctor Verdés como un David Fernández en su versión más floja) adquiere otra dimensión ante la torpeza de los atacantes pucelanos. La ausencia de dominio, control y poder sobre el partido, teñida de la más absoluta falta de aplomo para establecer un poderío sobre el contrario tras conseguir marcar un gol, provoca apuros, deja en manos del contrario la situación. Si es capaz de definir, adiós a la suma. Si no, volvemos a encaminarnos a los vestuarios resoplando tras pedir la hora. Y todos nos preguntamos: ¿realmente éste camino de dudas va a ser el tránsito durante esta segunda vuelta?



Que jugadores como Susaeta -con su incontestable clase- no encuentren sitio es el síntoma de que el entrenador no acaba de dar con la tecla. El Real Oviedo deambuló tras su gol, desmotivado, como si ya hubiera finiquitado su trabajo. Si estableciésemos un símil boxístico, fue como un púgil que manda a la lona a su rival en el primer asalto y se dedica el resto a correr alrededor de él, evitando cualquier intercambio de golpes y a expensas de que en un despiste pueda caerle un crochet aislado que le haga perder el combate. Así se las gastaron los azules. Intensos al principio. Gol y a la oficina, a esperar a que el cronómetro marcara la hora de irse a los vestuarios. Un par de intervenciones de Juan Carlos, la contundencia -no confundida con idas de olla- de Héctor Verdés, el gol de Toché y un par de andanadas de -¡sí!- José Fernández (con ver tan poco ya nos parece mucho, así están las cosas) son el balance de un equipo que, encima, no supo aprovechar los contraataques -endémico mal- en los últimos minutos para no tener el corazón en un vilo. En el lado de los detalles vergonzosos, el tiempo de David Rocha sobre el campo, donde además de no dar un pase bien quedó en evidencia su lamentable estado de forma (luego hablan de Diegui Johanesson) en una carrera con el lateral izquierdo Ángel: le llevaba tres metros de ventaja y el pucelano le acabó sobrepasando. Por desgracia, parece que algunos cuentan con bula, mientras otros ni tan siquiera tienen la oportunidad de demostrar sus virtudes. Quizás el ejemplo de Quique Setién en el Las Palmas dando paso a tres canteranos del filial de Tercera debería ser tenido en cuenta por estos lares. Práctica, por cierto, que si se revisa la historia del equipo azul siempre dio buenos resultados.



Sea como fuere, allá van tres más para que la llama no se apague. Aunque no se convenza, aunque haya tantos y tantos aspectos que se escapan a nuestra comprensión e, incluso, al sentido común, bueno es seguir en la pomada. Lo próximo, eso sí, un examen importante para ver si no estamos envueltos en un espejismo, en un déjà vu, que sería intolerable para todo el sentir azul.



MANOLO D. ABAD
Reportaje fotográfico: JOSÉ LUIS GONZÁLEZ FIERROS
Publicado en el diario "El Comercio" el domingo 22 de enero de 2017


viernes, 20 de enero de 2017

Los 52 Golpes Semana#3

Mi aportación al proyecto literario Los 52 Golpes en la semana 3. Recientito.

http://los52golpes.com/manolo-d-abad/3-21/

Los 52 Golpes Semana#2

Ya os he hablado de "Los 52 Golpes", interesante proyecto literario que he secundado a instancias de uno de sus creadores, mi apreciado amigo Pablo Amor. Me perdí la primera semana. Aquí os dejo la entrega de la segunda. Y si queréis comentar algo, por supuesto, adelante.

http://los52golpes.com/manolo-d-abad/2-25/

Mike Kellie (1947-2017)




Havalina "Abismoide"



The Drones "Careful as you go"



Stay low, careful as you go
If everybody's harmless then there ain't no way to know
Sleep tight, I'm sure you'll be alright
You might feel a little better come tomorrow

The morning's like a walk
Into a blunt narcotic fog
Until you're brought back to your senses by
Eight wheels nearing a dog that's dead or

Sleeping pills
I hear hunters in the hills
They'll only catch a chill
Before the sun goes down

Stage fright
Is proof that nothing's right
Like bird calls on the morning
Of a hopeless sleepless night

Infirm, the outside is a worm
That just slithers on in blindness
If you convert or you learn

Stay low, careful as you go
You won't know yourself tomorrow morning

And who would ever dream
That a laptop and caffeine
Could leave you colder than the voice
Inside an answering machine

Oh no, you don't ever leave the fold
You think your work is done
But then you still have to get old

Twenty-three
Do you remember me?
We went to school together
But that's ancient history

Stay low, careful as you go
I have never been so frightened
I did not count on getting close

Keep cheer, the end is drawing near
And I will be with you before you know it

And I'll be knee deep in long grass
And there's a snake in there who turns and then
I cut off all his heads
But he don't ever seem to learn

Man I am deadbeat
I really need to eat
The old man walked OK
But then we tied him round his feet

And she reads my emails
Back home in New South Wales
I have a feeling somewhat disbelieving

Stay low, careful as you go
If there's something worse than street fighting
I'd really like to know

Stay put, shelter here a bit
I will be with you
Before you know it

Miguel Ferrer (1955-2017)




lunes, 16 de enero de 2017

Hace un año

 
Vetusta Blues. -
Hace un año”

El tiempo pasa volando y, cada vez más, según avanza la edad en tu propia existencia, la sensación parece aumentar. Existe una verdadera obsesión por las efemérides -personales y ajenas- por los aniversarios, por los decesos de famosos, que -ley de vida- han de ir llegando uno tras otro, inexorablemente. En nuestras pequeñas vidas tenemos al facebook para recordarnos con contumaz insistencia, fotos y más fotos -si las tuviéramos, que hay quienes rehuyen de ellas como si la cámara fuera el mismísimo diablo- de hace uno, tres o más años.

Pues bien, hace un año, y con un mes de retraso sobre la fecha habitual, tuve el honor de recibir el Premio de la Crítica de Asturias de columnismo que otorga la Asociación de Escritores de Asturias. Fueron varios los motivos de orgullo: uno, suceder en el palmarés al gran maestro y también columnista de El Comercio, mi querido amigo Luis Arias Argüelles-Meres; dos, el premiar una trayectoria, que, si bien ha sido intensa, tampoco se había dilatado mucho en el tiempo. Cuando supe que había vencido, por una llamada de mi buen amigo y admirado poeta Lauren García, no pude sino pensar en la profecía que otro individuo, también dedicado a idénticos menesteres en la escritura, realizó. Ese sujeto aventuró, cuando arranqué mis columnas -la deportiva bajo el epígrafe “Crónicas de Vestuario” y ésta sobre mi ciudad, “Vetusta Blues”, que se ampliaría posteriormente a “Vinilo Azul” para el suplemento dominical- que no duraría ni tres meses. Podrán imaginarse mi satisfacción pensando en el rostro del adivino, de ese envidioso y maledicente profeta, más maestro en el arte de la puñalada trapera, de la adulación desmedida en pro de sus intereses y del acoso a sus superiores que en una escritura relevante, cuando el contador superaba la centena y recibía un reconocimiento de los propios escritores.

Pero, quizás, más aún que recordar aquella tarde de enero, a uno le impulsa el continuar y, también, el contacto con muchos de sus lectores. Muchas veces, tomando un café en algún local de la ciudad, alguien se te acerca para comentarte algún aspecto de tus artículos, para felicitarte o para discrepar, para señalarte algún hecho o problema de la ciudad sobre el que nadie escribe o que debería ser recordado. Ese es otro gran premio, el mayor, el que te lleva a la responsabilidad, más allá de tus propias convicciones o de tu amor a la ciudad. Estamos ahí y podemos ser un vehículo para llamar la atención sobre algunos asuntos. Sobre el abandono del Cristo, sobre las posibilidades del recinto de la Fábrica de Armas, sobre los estorninos desembarcando en el Campo San Francisco, sobre usos y abusos diversos... Nos alimentamos, pues, de esa comunicación. Y nos alimenta el amor a este Oviedo, en que nací y en el que vivo, en el que me siento privilegiado de trabajar y de poder comunicarme con muchos de mis convecinos a través de estas líneas.

MANOLO D. ABAD
Publicado en el diario "El Comercio" el lunes 16 de enero de 2017 

domingo, 15 de enero de 2017

Iggy Pop "Et si tu n´existais pas"



Placebo

Crónicas de Vestuario. -

“Placebo”


Bueno es romper una racha maligna que llevaba al precipicio, pero no todas las rosas son alegrías. Los síntomas siguen siendo inquietantes. Este equipo de nuestros sueños permanece sumido en la mediocridad del “patapún-parriba” que patentase Javier Clemente. Y, quizás en un esfuerzo histórico, recordar cómo jugaba aquel Athletic Club del supuesto “patapún-parriba” que patentaron los guiñoles, supondría una reinterpretación profunda. Fueron campeones de Liga, jugaban por las bandas...



Visto el partido de hoy, ya no sé qué decirle a Fernando Hierro. Quizás que somos del mismo año de nacimiento, quizás poco más. Fuimos una generación devastada por las drogas y el desempleo, y lo asumimos con una grandeza que hoy haría palidecer a muchos que se creen duros. La actualidad, en el fútbol, manda más que todas las influencias y hoy hemos visto al mismo equipo que en Sevilla. ¿La diferencia? Saúl Berjón que se saltó todas las líneas establecidas.



Hemos ganado un partido, hemos roto la racha (que metía miedo), pero no hemos resuelto el problema. Ante un equipo tan accesible como el Elche, se ha cubierto el expediente, nada más. La idea de juego ha brillado por su ausencia. No hay un plan. Es triste, pero es así. Y lo peor es constatar que más allá de las declaraciones, el esquema -vamos a llamarlo así, idea sería transportarse a algo superior- no va a ningún sitio. Todos los equipos lo conocen.



Es un placebo. Como la canción de Mikel Erentxum, como el grupo británico. Estamos tardando en aplicar una solución. Menos mal que está Saúl Berjón -estelar- para sacarnos del tedio, del conformismo. Uno, puede escribir lo que quiera, y habrá individuos en la torre de marfil que piensen que, para qué. Ante un equipo accesible, los azules han demostrado mucha debilidad. ¿Por qué? ¿Por qué este equipo pasa apuros cuando si solo apretara un poco sería temible?


Son preguntas acumuladas, a tres puntos, a salvadores tres puntos, sólo válidos para una semana. No hay esquema, no hay idea, esto es un camino al precipicio. Don Fernando, ponga manos a la obra, por favor. Y si no lo ve claro, porque hay alguien en la sombra, no dude, el Real Oviedo y todos los suyos han valorado a los valientes, a quienes se han salido de la línea otorgada, a los que ha puesto su vida y su alma por encima de otras cosas.

MANOLO D. ABAD
Reportaje fotográfico: J.L.G.FIERROS
Publicado en el diario "El Comercio" el domingo 15 de enero de 2017

Los 52 golpes

 

Vinilo Azul. -

Los 52 golpes”


El tiempo navideño suele ser el de regresos de amigos en la diáspora, de esos asturianos que se reparten por el globo y que siempre nos animan cuando viajamos a los lugares donde ellos se encuentran. De ahí que, cuando ellos regresan, les agasajamos en justa correspondencia. Y ahí estamos en mi casa, un grupo de buenos amigos, escuchando discos y celebrando con cava la ocasión. Entre ellos está Pablo Amor, veterano de mil batallas periodísticas que se ha traído a su hijo Lucas, al cual sólo le puedo ofrecer agua y unas galletas que el pequeño no coge. Pablo nos habla de su idea (y logra embarcarnos en su proyecto), que ha cuajado junto a su colega Alexis: Los 52 Golpes.

Atendiendo a la máxima de Ray Bradbury “Si escribes un relato a la semana durante todo un año, es imposible que todos sean malos”, “Los 52 golpes” propone a 52 escritores y periodistas escribir un relato a la semana. El proyecto es, desde luego, estimulante, y a él nos unimos los presentes en mi domicilio -Rubén Rodríguez y Lauren García- aunque también hay otros escritores ovetenses como no podía ser de otra manera (entre otros, nombres de la entidad de Chus Fernández y Ana Vega). Me perdí la primera semana, entre la activación de la web (www.los52golpes.com) y el trabajo en estas vacaciones que me ha tenido desbordado hasta hace unos días, pero esta semana me estreno con una mezcla de excitación y responsabilidad ante este desafío.

Me da pena comprobar cuántos amigos y amigas se encuentran en esa emigración a la que obligan las circunstancias de nuestra tierra, gente válida a la que sólo podemos seguir a través de las redes sociales. ¡Son tantos! Pienso en Bull, ahora en Austin, hace unos años en México, a punto de sacar un nuevo álbum con su banda -Bull y Los Búfalos-. O mi querida Ana Espina, a quien vi hace unas semanas en el parque infantil de la Losa con sus dos sobrinitas, por casualidad, camino de mi trabajo y con la que no pude tomar unas sidras para recuperar el contacto y que me contara sus aventuras en el Teatro Lloseta de Palma de Mallorca donde trabaja y tiene la posibilidad de traerse muchas actuaciones nacionales y extranjeras. O Luis Cabo, que sigue mis artículos sobre el Real Oviedo en la distancia de su puesto de profesor en la Mercyhurst University en Erie (Pensilvania, Estados Unidos). O mi propia hermana, también en las Islas Baleares, con la que hablo menos de lo que quisiera, ocupada como nadie, que una secretaria de juzgado como ella no para nunca.

Así que, cuando arranque con mi primer relato -¡hoy domingo es la fecha límite de esta segunda semana!- en unos instantes, una narración que lleva días en la cabeza y que se titula “Los últimos serán los primeros” pensaré en ellos porque, quizás, quién sabe, protagonicen mi aportación a la tercera semana de tan estimulante propuesta como son estos 52 golpes o, tan solo, encuentren un poco de tiempo para leerlo y sentirnos más cerca a pesar de la distancia física.

MANOLO D. ABAD
Publicado en el suplemento"D-Oviedo" del diario "El Comercio" el domingo 15 de enero de 2017

sábado, 14 de enero de 2017

Cancer Moon "Tell me the secret"



viernes, 13 de enero de 2017

Igloo "Ausencia parcial"



Casi siempre partía de cero.
Casi siempre era el primero.
Casi siempre, casi siempre era perfecto.

Ahora me duele cuando te veo,
y te veo en todas partes,
inexistente entre la gente de las ciudades.


Siento que podría encontrarte
al doblar cada esquina, otra vez.
Me gusta saber que tú piensas igual,
y odias cada instante.


Y el ruido de la lluvia,
arañaba los cristales de la ventana
desde la que antes siempre te buscaba.

Siento que podría encontrarte
al doblar cada esquina, otra vez.
Siento que podría encontrarte
al doblar cada esquina, otra vez.
Lo merecí, lo merecí y nunca más

(Por si acaso, nos callaremos la verdad)

Ray Manzarek & Roy Rogers "Numbers"


jueves, 12 de enero de 2017

miércoles, 11 de enero de 2017

La noche del anisakis


Vetusta Blues. -

La noche del Anisakis”


Ya se lo comentábamos hace un par de semanas: las Navidades son un territorio abonado para los fenómenos extraños. Quizás no tan extraños hayan sido un par de acontecimientos en cenas de Nochevieja, que acabaron como el Rosario de la Aurora, aunque el que las celebraciones culinarias en grupo terminen así ya cuenta con una larga tradición -literaria, al menos- desde los tiempos del incomparable Mariano José de Larra (léase “El Castellano Viejo”).

Aún así, entre resúmenes y listas de lo mejor y lo peor, irrelevantes escotes de presentadoras, resacas, multitudes copando calles y comercios y demás excesos propios de las fiestas, hemos tenido dos culebrones hosteleros de lo más sorprendente. Por un lado, el de una cena de Nochevieja que no se sirvió o que sí se sirvió pero sin uvas y que acabó en un motín que obligó a intervenir a la Guardia Civil en Las Regueras. Versiones cruzadas por uno y otro lado, y un escándalo monumental. Siempre me aplico esa máxima que tantas veces me ha recordado mi madre: “lo barato sale caro”. En este caso, los 35€ por comensal salieron ciertamente caros. Que los disgustos, desde luego, lo son. El segundo caso viene documentado por un revelador vídeo donde se contempla un trozo de pescado con pinta de estar crudo y un simpático gusanito saliendo a tomar el aire de la Nochevieja que se respiraba en el restaurante Latores, a la sazón propiedad de un hermano de José Luis Almeida, presidente de la Asociación de Hostelería y Turismo de Asturias (Otea). Al parecer, al gusanito se le identificó como anisakis, aunque, visto su color rojizo, parece que podría tratarse de otra especie, ya que suelen ser de color blanquecino. El caso es que el restaurante respondió con una nota al vídeo que la cliente colgó en las redes sociales, en la que la acusaba de “chantajista”. Ya saben aquello de que no hay mejor defensa que un buen ataque. Para terminar de imponer su fuerza mediática, varios hosteleros -suponemos que de la asociación Otea, que no es la única de hosteleros en Asturias- organizaron una comida de apoyo a su compañero “chantajeado”. ¿En qué punto nos encontramos del culebrón? ¿Habrá un contraataque de la clienta?

Porque da la impresión que el denunciante es quien ha causado el verdadero mal. En este mundo al revés en que vivimos resulta que el cliente agraviado es un “chantajista”, el cliente maltratado por un servicio deficiente es la raíz del mal. El cliente es, en definitiva, el culpable completo y, además, un "chantajista". En esta torsión interesada, el poseedor del poder va y machaca al pobrecito pringado no contento con cobrar algo más de un centenar de euros por, repito, una comida que no se ajusta, precisamente, a los cánones de esa palabreja tan en boca de muchos: la “excelencia”. Tampoco se vio a estos hosteleros apoyar o decir algo sobre el asunto de la otra Nochevieja, ni en interés de esclarecer lo sucedido ni, mucho menos, de apoyarlos. Quizás no sean de su asociación o quizás sean unos pringados por los que ellos -la santísima excelencia de la profesión- no deban mancharse ni mover un solo dedo.

Sea como fuere el caso -y aunque el vídeo no deja lugar a ninguna otra duda que determinar la especie del gusanillo travieso- da la impresión de que cada nuevo paso amplifica la magnitud del asunto y que, quizás, lo más inteligente hubiera sido no haber seguido tirando de la cuerda tras el incidente que pone, cada vez más, en la picota a dicho restaurante.

MANOLO D. ABAD

Black Swan Lane "Blue always"



martes, 10 de enero de 2017

A ninguna parte

Crónicas de Vestuario. -

A ninguna parte”


Tras la demostración de incompetencia mostrada ante el Sevilla Atlético, la pregunta no puede ser retrasada más: “Quo vadis, Fernando Hierro?”. ¿Hacia dónde se dirige usted? ¿Hacia dónde pretende llevar la nave azul, Sr. Hierro? Visto el ridículo espantoso de un primera parte difícil de olvidar, la respuesta parece ser clara: hacia ningún sitio. A ninguna parte. Se le puede reprochar a los jugadores un montón de cosas, pero, ¿y al responsable técnico? Desde el comienzo de la Liga hemos observado a un conjunto timorato, incapaz de llevar la iniciativa, nulo en creación, siempre al acecho, que tan sólo está a verlas venir. Quiso Fernando Hierro ser juzgado en virtud de sus resultados, no de un juego que ha sido deplorable en la mayor parte de la temporada. Pues bien: los números cantan, casi gritan, con tres derrotas consecutivas y una sensación total de impotencia desde la dirección técnica, incapaz de ofrecer ninguna solución ni de rectificar nada. El juego de mal en peor. Resulta significativo que el equipo sólo se eche arriba y recupere las bandas cuando se encuentra al borde del precipicio, en medio de la desesperación... y que, entonces, lleguen los goles. Es lo que sucede cuando se busca la portería contraria por las bandas. Cosa que el Real Oviedo no hizo hasta la entrada de Saúl Berjón, por cierto.



Sin lanzar a puerta es imposible ganar un partido. Y esto lo ha repetido el equipo azul en numerosos campos de la geografía de Segunda División. Pero como el entrenador azul se abona a los números, vamos a repasar algunos. De los cinco últimos partidos fuera de casa, el balance es de cuatro perdidos y una victoria, con tres partidos consecutivos derrotado. En los últimos cinco partidos disputados, lo mismo: cuatro derrotas (tres consecutivas) y una victoria. El balance es desolador, pero, más aún, cuando se contempla el juego desplegado por el equipo.



Ante el Sevilla Atlético se salió -cómo no- a verlas venir otra vez. Ya desde el principio se vio a muchos jugadores en “modo zombie”, deambulando por el campo, casos de un inoperante Rocha y un Jorge Ortiz que desapareció nada más empezar. Peor aún fueron los boquetes defensivos, con especial mención para el indiscutible José Fernández, ese lateral que ni ataca ni defiende ni nada, pero que tiene su puesto asegurado mientras otro componente de la plantilla ni siquiera va convocado a pesar de haber sido durante la campaña anterior uno de los mejores jugadores de la plantilla azul. Los dos centrales, mantequilla pura. Y descolocados. Juan Carlos, el cancerbero, nervioso e inseguro. Con este panorama era de esperar que se produjese la hecatombe. Un naufragio con todas las de la ley. Porque si el timonel no sabe qué hacer con las velas de su barco, si no sabe cómo tiene que darle el viento para que el barco avance y lo único que se le ocurre es tomar los remos es que la situación se ha tornado alarmante, muy alarmante. Y lo peor es que, tanto las sensaciones que transmite el equipo, como las directrices -ese erre que erre permanente en todo- de la propia dirección técnica sólo hacen augurar lo peor. El equipo sigue en construcción y quizás siga así durante toda la temporada, pues no hay ideas en el juego, sólo un miedo cerval, una falta de garra clamorosa y un concepto futbolístico que parece sacado del patio de un colegio. El año pasado hablamos del entrenador con la “L” de autoescuela y en éste nos hemos vuelto a encontrar con lo mismo. Y así no se va a ninguna parte.

MANOLO D. ABAD
Fotos: J.L.G. FIERROS
Publicado en el diario "El Comercio" el martes 10 de enero de 2017


Los Locos "Me gusta cuando llueve"


Susana Cáncer "Llueve"


viernes, 6 de enero de 2017

Programación Musical RPA Domingo 8 de enero de 2017

Esta es la programación musical que sonará en RPA el domingo 8 de enero de 2017. Fuera de Asturias se puede conectar en: www.rtpa.es

00:00 h.
ADRIAN BORLAND (En la foto) AND THE CITIZENS Shadow of your grace
NACHO GARCÍA Oscuridad
MARK LANEGAN BAND Harborview hospital
LA M DE MATILDE Mateo 26-48
YANN TIERSEN La parade
BLACK SWAN LANE Stranger
ESCLARECIDOS Arponera
DEATH CAB FOR CUTIE You´ve haunted me all my life
ANA D Recordando
SPAIN Everytime I try
ALBERTO & GARCÍA San Juan
PETER CASE Two angels
PAUL BUCHANAN Half the world

1:00 h.
THE SMITHS Last time I dreamt that someone loved me
ILEGALES Sin remedio
THE CHAMELEONS Soul in isolation
LOS AMANTES DE MARÍA Una nube no es lugar para dos
THE AMATEURS Time to speak and write
THE DRONES Dog ea red
PEDRO CONDE La perdí en el tiempo
RED HOUSE PAINTERS Silly love songs
ALFREDO GONZÁLEZ Llorándote cardos (Demostración empírica del daño)
ALEXANDRE LACAZE À quoi sert
ELBOW Newborn

2:00 h.
LISA GERMANO Phantom love
LEA POLDO Físico
THE SAINTS Photograph
LA VILLANA La estraperlista
BENJAMIN SCHOOS Conducteur phantome
FINK Green and blue
XABEL VEGAS Y LAS UVAS DE LA IRA Encadenado
THE SOUND Barria alta
McENROE Otras vidas
LEONARD COHEN You want it darker
CATHERINE GRAINDORGE Sinking
MOJAVE 3 She broke you so softly

3:00 h.
POLANSKI Y EL ARDOR Por las calles vacías
GREEN ON RED We had it all
GRUPO SALVAJE Adiós
NACHO VEGAS Cerca del cielo
GUTTER TWINS I was in love with you
NACHO GARCÍA La adicción
ACETONE Don´t cry
GABINETE CALIGARI Más dura será la caída
PSYCHEDELIC FURS My time
ENRIQUE MORENTE, VICENTE AMIGO La aurora de Nueva York
CHRIS ISAAK Wicked game
BARRACUDAS Song for Lorraine

4:00 h.
LOS SECRETOS Ha llegado el fin
LANSBURY A way back home
PABLO MORO Y LOS CHICOS LISTOS Girando
SHARON VAN ETTEN Tell me
NIÑOS MUTANTES No llorar
R.E.M. Pale blue eyes
GRUPO SALVAJE Su abismo
THE TRAVELING ZOO It´s for you
LÔBISON Amantes mendigos
THE WALKABOUTS Tremble (Goes the night)
CHUCHO Aguacero al infinito
THE VERVE I see houses

5:00 h.
MOGWAI Take me somewhere nice
MUS La d´amor
NEAL CASAL Free light of day
ELLE BELGA Todas las cosas
LILIUM Her man has run
ANA D Lo mismo que tú
RED HOUSE PAINTERS Make like paper
HOPE SANDOVAL & THE WARM INVENTIONS On the low
THE THE True happiness this way lies
NICO The end

8:00 h.
CANCER MOON (En la foto) Girl
POLANSKI Y EL ARDOR Azul
TINDERSTICKS My oblivion
ALFREDO GONZÁLEZ El último taxi
EL PECHO DE ANDY Megalópolis
ISOBEL CAMPBELL & MARK LANEGAN To hell and back again
NISTAL ¿Qué andarás haciendo?
THE AMATEURS A long time
NOSOTRÄSH La canción en aquel momento
SOLEÁ MORENTE Y LOS EVANGELISTAS Dormidos
THE DOORS L.A. Woman

16:00 h.
VELVET UNDERGROUND (En la foto) Rock´n´roll
BUENO Perros, santos y refranes
R.E.M. Begin the begin
AEROPUERTO Las puertas del mediodía
ANNA CALVI My desire
ADDISON Verás
THE GODFATHERS Cold turkey
EL BUENO, EL FEO Y EL MALO Crimen pasional
NEIL YOUNG Rockin´ in the free world
V8 FORD Mundo cruel
BLACK CROWES Kicking my heart around
LOS RUIDOS Yo no soy tu hombre
PRIMAL SCREAM Movin´ on up
LECTER BUKOSKY

17:00 h.
AVIADOR DRO Selector de frecuencias
NEW ORDER Crystal
TINO CASAL Champú de huevo (Pumpkin Dolls Radio Edit)
MYVESTAL Lotus
RODRIGO CUEVAS El toro barroso (Kresy remix)
HOODOO GURUS Miss Freelove 69
LA GRANJA Magia en tus ojos
PAUL COLLINS BEAT All over the world
NACHA POP Magia y precisión
GRAHAM PARKER Between you and me
HOMBRESPÁJARO Amor de verano
MANSUN Fool
NIÑOS MUTANTES Como yo te amo
PISTONES Flores condenadas

18:00 h.
AUSTRALIAN BLONDE feat STEVE WYNN Suddenly
SÔBER Arrepentido
THE LONG RYDERS Looking for Lewis and Clark
LOS IZQUIERDOS Tupolev
PANTANO Shoppin´ woman boogie
LOS ENEMIGOS Odio a los nº1
LOS DELTONOS Me gustas
LOS ESCÁNDALOS Todo o nada
SEX MUSEUM Friends
LAS RUEDAS Revolución
DREAM SYNDICATE Still holding on to you
THE DEL HOYO Hangeron Sam
EL DIABLO EN EL OJO Berlín
NIÑOS MUTANTES Te favorece tanto estar callada
THE MONKEES She makes me laugh

19:00 h.
BLACK REBEL MOTORCYCLE CLUB Stop
THE DAMNED Ignite
SKAMA LA REDE Ye por vosotros
IGGY POP Real wild child
BILLY IDOL Rebel yell
JOHNNY PENICILINA Y LOS FRIXUELOS ELÉCTRICOS Dale más
THE CULT Wild flower

23:00 h.
NICK CAVE & THE BAD SEEDS (En la foto) (I´ll love you) Till the end of the world
LOS LOCOS Detrás de la verdad
MARK LANEGAN Borracho
HOODOO GURUS I was the one
NACHO GARCÍA Pálida





jueves, 5 de enero de 2017

Nikki Sudden "Valley of Hearts"



miércoles, 4 de enero de 2017

Balances

 

Vetusta Blues. -

Balances”


Vivimos en los días de los balances, de los resúmenes de lo que ha sido el año. Es una nueva obsesión la que nos agarra: las fechas de la historia, de nuestras historias, de las historias de los demás. Recordar para extraer conclusiones: ¿año bueno? ¿año malo? ¿año regular?. Lo mismo que esas efemérides constantes en redes sociales e informátivos, de las que me confieso harto, pero que, cada vez más, condicionan la vida pública. Esto de los balances del año, de los corolarios y conclusiones me satura cada vez más.

Pararse a comprobar qué hemos dejado atrás en estos doce meses pasados me duele aún más hoy, pues mi año ha estado lleno de incidencias. Quizás debería definirlo como “el año de las averías”, ha habido muchas, demasiadas para no condicionarme. No sólo fueron hasta tres ordenadores estropeados, uno -de mesa- muerto definitivamente tras años de buen servicio y de haber sido resucitado por el “Mago” Valdés hace unos años. Los otros dos, dos portátiles que se quedaron sin un internet que parece irrecuperable. Consigo otro de mesa y se niega a funcionar. Y así estamos, usando el del trabajo que, hace unas semanas, también tuvo la ocurrencia de averiarse, con internet sumándose a la fiesta de mi fastidio. Mi móvil también me está diciendo adiós: ya no puedo escribir mensajes ni whatsapp, sólo usarlo para los menesteres de la era predigital. Para llamar y recibir llamadas, vamos. Y en estos días, de compras multitudinarias, no se me va a ocurrir desafiar una nueva cola. No. Habrá que esperar a enero. Lo pienso y creo que no debo quejarme: los destrozos podrían haber sido mayores.

Físicamente, tampoco es que me hayan ido muy bien las cosas. Cuento hasta dos meses tratándome con antibióticos por dolencias de diversa índole. Claro que, al contemplar el número de pastillas que ha de tomarse mi madre para no conseguir calmarse sus múltiples dolores, pienso que sí, que debo estar calladito.

Es como Oviedo, nuestra ciudad. Cuando uno ve las protestas extemporáneas de los destronados, resulta imposible no pensar en la vergonzosa herencia que han dejado. Claman por unos Premios Líricos, pero abandonaron otros que galardonaban a escritores sin ningún tipo de contemplación, a lo zorro, con todos bien calladitos. Hablan de una cultura, pero parece su propio cortijo cultural donde sólo existe un tipo de música que se lleva el presupuesto de la cultura, que también se nutre de otras disciplinas, como la literatura o el arte aunque ellos las hayan ninguneado. Nada de reconocer el desastre urbanístico que nos han dejado, ni las tremendas losas económicas sobre lugares como Villa Magdalena. Empeñados en hablarnos de los baches en algunas calles, cuando ellos empufaron al municipio de tal modo que hay que destinar una parte de león a pagar esas deudas. Con lo del “tripartito del caos” -ahora mutado en “tripartito de fanáticos”- dan carpetazo a aspectos fundamentales que tratan de tapar con estas cortinas de humo. Bla, bla, bla constante, pero silencio para explicar todos sus desmanes en veinticuatro años de rodillo inmisericorde.

Uno vuelve a su propio balance, al personal, al que habita en su corazón, que también ha estado bajo el influjo de averías o, más bien, de rupturas. Toca seguir adelante, sin pensar en más balances, sin volver la vista atrás. Aunque sé que ya, toda mi vida, odiaré Bolonia, a pesar de no haber estado nunca allí.

MANOLO D. ABAD
Publicado en el diario "El Comercio" el martes 27 de diciembre de 2016

Havalina "Más velocidad"





A un mes exacto de la publicación de su nuevo disco, Havalina anuncia hoy las primeras fechas de la que será la gira de presentación, que arranca en Oviedo.

El nuevo trabajo lleva por título "Muerdesombra" y será editado por Ernie Records. 

Este es el adelanto.

17/02 Oviedo (La Salvaje)

18/02 León (El Gran Café)

3/03 Logroño (Sala Biribay)

4/03 Vitoria (Sala Le Coup)

10/03 Madrid (Ochoymedio)

17/03 Badajoz (Sala Aftasí)

18/03 Almagro (Sala Urgencias)

31/03 A Coruña (Sala Mardi Gras)

1/04 Vigo (La Fábrica de Chocolate)

7/04 San Sebastián (Sala Dabadaba)

8/04 Bilbao (Sala Azkena)

21/04 Toledo (Círculo de Arte)

22/04 Segovia (WIC)

28/04 Murcia (Sala REM)

29/04 Valencia (Sala El Loco)

5/05 Granada (Sala Boogaclub)

6/05 Almería (Sala Madchester)

12/05 Valladolid (Sala Porta Caeli)

26/05  Zaragoza (Sala Las Armas)

27/05  Barcelona (Sala Sidecar)