Deslices

Deslices

lunes, 10 de agosto de 2015

Una prestosada de festival


Crítica. Música. -
 
UNA PRESTOSADA DE FESTIVAL”
2º Prestoso Festival
Xedré, Asturias.
7 y 8 de agosto de 2015.

El Prestoso Festival es una convocatoria diferente dentro del mapa festivalero estatal. Frente a la retahíla de nombres quemados ya por el verano festivalero, el Prestoso se distingue por buscar artistas con proyección y ganas en un entorno idílico cerca del Parque Natural de Muniellos, con un soberbio sonido y precios muy asequibles. La comodidad de una propuesta íntima, casi familiar, sin multitudes maleducadas y muchas ganas de escuchar y descubrir nuevas sensaciones musicales le otorgan al Prestoso esos galones de distinción.
La representación asturiana estuvo a gran altura: el after-punk infeccioso y chirriante de Las Nurses les situó entre lo mejor de esta segunda edición. Presentaron, entre el orbayu, temas de lo que será su segundo álbum, más oscuro y denso aún que su repertorio precedente. Por su parte, One For Apocalypse y sus parajes de atmósferas envolventes se apoderaron de las impresionantes montañas donde se ubica el recinto para entrelazarse en una propuesta muy sugestiva. 



Los argentinos Él Mató A Un Policía Motorizado salieron vencedores con su rock de guitarras, hipnóticas en ocasiones, viscerales en otras, con un repertorio que sedujo a la mayoría del medio millar de asistentes. Havalina son punto y aparte, una clase guitarrera insólita en el panorama alternativo, muy personales, con un show sólido, sin fisuras y de gran potencia. Las guitarras de Manuel Cabezalí transportan a un mundo propio con un musculoso registro y de alta capacidad de sugestión. Trepàt fueron otros de los destacados, que hubieran arrasado si les hubiesen situado en el cartel un poquitín más tarde. Su contagioso rock bailable causó estragos aunque no hubiera llegado la noche aún. Muy divertidos.



Entre las decepciones, los esperados Tulsa, ahogaron su peculiar lírica en un océano de teclados que no le conviene precisamente a la personal propuesta de Miren Iza. Poco bueno fue también lo de Crudo Pimiento, tan friquis como su nombre. El rock cavernícola de Islas Marshall podría resultar excitante si dejasen de comportarse como en un deslavazado ensayo. Los murcianos Perro y su plano noise-rock obraron el milagro de sonar mal, supersaturados en un festival donde el sonido había conseguido brillar al más alto nivel.



La segunda edición del Prestoso Festival se cierra con la esperanza de poder afianzarse como una convocatoria diferente, para exquisitos de lo alternativo, alejados de la ortodoxia indie-tex festivalera habitual. Una mágica y maravillosa isla en plena montaña del suroccidente asturiano. Una verdadera delicia.

MANOLO D. ABAD
Fotos: M. D.A.
Publicado en el diario "El Comercio" el lunes 10 de agosto de 2015