Deslices

Deslices

sábado, 24 de octubre de 2015

El futuro de los espacios vacíos


Vetusta Blues. -
"El futuro de los espacíos vacíos"

Hablemos del futuro de Oviedo. De sus espacios vacíos que se abren como una oportunidad para transformar la ciudad de cara a las décadas venideras. Hablamos de urbanismo, de un nuevo diseño para que Oviedo se reinvente a través de espacios como La Vega o el antiguo Huca. Evitar ruina y podredumbre, crear un nuevo Oviedo lejos de proyectos megalómanos, con racionalidad y, por supuesto, transparencia.
Para quienes hemos permanecido atónitos, pero no callados (varios artículos desde esta misma columna) contemplando lo acontecido con la Plaza de Toros, nos echamos a temblar viendo las reticencias del Ministerio de Defensa para entregar a la ciudad los terrenos de La Vega, o al evaluar los tibios y nada claros planes para los terrenos que ocupa el antiguo Hospital. Parecen unos obstáculos subsanables si los dirigentes e incluso esa hasta hora oportunista oposición (los, como dicen ellos, de la lista más votada en las pasadas municipales, más pendientes de encontrar giretas -reales o imaginarias- en el tripartito) se dan cuenta de la importancia de lo que está en juego. No se caracteriza la política española por mirar a un futuro cuyo horizonte no sea el de la próxima convocatoria electoral. Política mediocre, pírrica, de nulas miras, que debería superarse para conseguir para la ciudad las grandes expectativas que aguardan en esos enormes terrenos.

Pero, nada, aquí estamos: unos y otros enfrascados en polémicas estériles para contentar a sus bases, que hay llamada a filas de cara al mes de diciembre. Lo primero debería ser insistir con el bic de la plaza de toros y plantearse que ese lugar debe ser ocupado por una superficie donde se puedan albergar conciertos y otro tipo de eventos. Que no se puede estar toda la vida con la carpa multichachiguay de la polémica y otros postizos semejantes. Un lugar establecido como cualquier otra población del norte de España (Santander, Bilbao, San Sebastían, La Coruña) no parece mucho pedir, creo. Bien está que el alcalde Wenceslao López haya acudido al ministerio de Defensa con la intención de poner en valor los derechos que la ciudad posee sobre los terrenos de La Vega. Y sumamente necesario es que se pongan las pilas para resolver también sobre los edificios válidos en los terrenos del Cristo de cara a un uso que evitará la degradación de esa zona.
A uno le gustaría que estos fuesen los temas que se pusiesen sobre la mesa. Que hubiese un consenso entre todos los partidos políticos de la ciudad para lograr todo esto. Y no ahogarse en oportunistas polémicas estériles, ideales para llenar titulares, pero que, al final, sólo acaban por desprender el humo de un papel al quemarse o, simplemente, ser enterrado por otra actualidad nueva. Visión de futuro, señores, esto es lo que necesita la ciudad.
MANOLO D. ABAD
Publicado en el diario "El Comercio" el sábado 24 de octubre de 2015