Deslices

Deslices

martes, 20 de septiembre de 2016

San Pateo. Día 4:Blues & Decker


San Pateo. -
Día 4. “Blues & Decker”

El concurso de rock es un clásico de San Mateo y el Bar Feijoo es ese lugar en el que uno se siente bien, tomando una cerveza, escuchando la música que prepara el gran Javier Mateo mientras Manolo nos sirve otra Voll-Damm que nos llevaremos al escenario donde los grupos actúan.

Tocan Blues & Decker en un lugar especial donde tantos buenos conciertos ofrecieron. Hay poca gente, muy poca y uno lamenta que sean tantos los que se lo pierdan. Son, sin duda, uno de los mejores grupos asturianos, con un directo impresionante y que mucha gente debería conocer. No, no tocan “Second sight”, mi favorita, porque se centran en el nuevo álbum, más rockero supongo que por la influencia de Diego Reyes a la batería, contundente y eficaz como pocos. Las guitarras de Guzmán Lanza siguen siendo gloria pura. Gustavo es un frontman elegante y los bajos de Kike Cuetos se manejan con la solvencia que el grupo requiere.

Estoy cansado, bastante cansado, que la fiesta se empeña en arrastrarnos hasta las últimas consecuencias físicas. Aún así, al llegar a casa, no puedo dejar de escuchar el nuevo trabajo de los gijoneses. Le doy una vuelta, pero acabo cogiendo el de Black Swan Lane, que suena como hace unos meses muchos kilómetros lejos de aquí. No, no voy a hablarles más de lo mismo. Sólo me queda que escuchen esta canción.

MANOLO D. ABAD

Black Swan Lane, una banda magnífica.