Deslices

Deslices

viernes, 16 de septiembre de 2016

San Pateo. Día 0: "La ciclogénesis y Rivi"


San Pateo. -
Día 0: “La ciclogénesis y Rivi”

El pasado martes (y 13) se desataba la ciclogénesis explosiva -que no es una bomba, sino una “gota fría” atmosférica a lo bestia- en Oviedo como una especie de anuncio de que las fiestas de San Mateo estaban próximas a arribar. No hacía falta que la lluvia nos lo hubiera anunciado ya que las hostilidades políticas se habían iniciado tiempo ha con la figura del concejal de cultura y festejos (también presidente de ese ectoplasma llamado SOF) como diana favorita para un chaparrón de proyectiles a diestro y siniestro.

Con la lamentable programación musical de las fiestas como eje de las críticas, a Rivi le seguían creciendo los enanos de su particular circo. Primero se cayó Manu Chao, luego las barracas y, finalmente, la carga de profundidad en formato doble de la seguridad en la plaza de la Catedral más la contratación de la empresa de sonido y luces para todo ese entramado. Al veterano concejal se le rebautizó como Roberto Sánchez GAMos en las redes sociales, en un evidente guiño a la empresa vencedora del, ejem, ¿concurso? (GAM, por si no lo saben).

El viernes amanece lluvioso, pero David Arango nos tranquiliza y predice que el fin de las hostilidades (digo, de la lluvia) tendrá lugar esta misma tarde. Al amparo del folixeo, quién sabe si se olvidarán las críticas hasta que llegue la primera resaca... Parece improbable, pero... Me refiero a lo de las críticas. La resaca parece que caerá con todo su peso en la jornada del sábado.

Así que con nulas esperanzas de diversión musical arrancamos este diario extravagante donde narraremos las aventuras, desventuras y tribulaciones diversas por estas fiestas de San Mateo, este año más que nunca San Pateo. Uno no es muy de pregones, chupinazos y demás atracciones mogollónico-pirotécnicas, pero está convencido de una tradición la mar de excéntrica en eso de elegir al responsable del discurso prefestivo: hoy es un alcalde de otra ciudad -Santiago de Compostela- a quien traen por aquello de cerrar lazos con el Camino de Santiago, lo que no estaría mal si no fuera porque el susodicho dirigente municipal está en contra de esa manifestación aventurero-religiosa... Pero, bueno, si no dijimos nada cuando una ex-estrella televisiva convertida hoy en fenómeno literario asaltó el consistorio para regocijo de quienes se marearon con su escote, no seremos nosotros los que protestemos ahora. Además, a esa hora aproximadamente, los responsables de la web “¿Pero quién dice que en Oviedo no hay nada?” (con la siempre desbordante de entusiasmo Belén Suárez Prieto al frente) se marcan la tercera Harvest Moon en el Ca Beleño con Kike Suárez y Puri Penín marcándose unas de Neil Young con lo que el plan lo abriremos allí. Después, camino de La Corrada del Obispo al chiringo de La Mateína donde a eso de las 21:30 h.aterrizará Rodrigo Cuevas y, posteriormente, Lady Llagar.

¿Y luego? Dudo que me acerque a ver a Macaco -quien, por cierto, ha roto con la bellísima Kira Miró recientemente- y su muermo de propuesta musical que, en la tradición del “hombre oculto” que ha regresado desde las catacumbas de la SOF con más fuerza y mala educación que nunca, vuelve sin razón posible (¿nuevo disco?¿alguna canción de éxito en estos doce meses?) y repite en las fiestas a precio de “ganga”: 35.622 euros. En fin, para no amargarme mucho pensando cómo se tira el dinero de todos los ovetenses en este tipo de conciertos, me pondré una canción del nuevo álbum de Teenage Fanclub, una joya que jamás veremos por estos lares, donde en San Mateo siempre llueve sobre mojado.

MANOLO D. ABAD


">