Deslices

Deslices

miércoles, 24 de febrero de 2016

Tiempo para el S.A.C.O.


Vetusta Blues. -

Tiempo para el S.A.C.O.”


Poco a poco, a pesar de las urgencias de esos empeñados en meter una presión que otros no tuvieron en veinticuatro años, vamos contemplando algunos frutos que alimentan la esperanza de que el rostro de la ciudad cambie. Y en asuntos culturales, la tarea es ardua. Por eso, hay que saludar con alborozo a la semana de S. A. C. O. (Semana del Audiovisual Contemporáneo de Oviedo) que se celebrará en la ciudad del 26 de febrero al 6 de marzo. Alejada de otros formatos de festival algo estrafalarios en sus temáticas con calzador que trataron de hacer fortuna recientemente, la Semana nos devuelve la posibilidad de contemplar películas que, de otra manera, sería imposible de disfrutar en una sala de cine en Oviedo. Si, además, se aliña con una programación atractiva alrededor del propio cine, tendiendo puentes con otras disciplinas como la música, mejor que mejor.
Desde la hecatombe de la cajas de ahorro y la eliminación de la Obra Social y Cultural de Cajastur -algún día habrá que cuantificar lo que ha supuesto este expolio para la cultura y el bienestar de los asturianos-, hemos padecido un verdadero erial al que sólo han dado un pequeño respiro salas de conciertos tan activas como la Lata de Zinc o La Salvaje -sede, esta última, de las fiestas nocturnas del S.A.C.O.- sin que haya habido la posibilidad de tomar el pulso de ciclos de cine magníficos (y en la siempre bendita versión original) que permitían cubrir el espacio al que no llegan las salas comerciales, ya alejadas del centro de la ciudad y poco permeables a ofrecer las propuestas más ariesgadas e interesantes del celuloide contemporáneo. Por eso, merece nuestro aplauso esta propuesta donde se mezclarán títulos en formato largo, ya sean documentales o ficción, pero todos ellos marcados por su relevancia crítica e interés artístico. A veces, parece que en estos temas culturales, uno pide el cielo y no es así. Cierto que, por el camino, uno se puede encontrar con todo tipo de oportunistas sin idea de lo que se traen entre manos y ánimo de dar gato por liebre, pero, en esta ocasión, Oviedo ha tenido suerte y los responsables de S.A.C.O. conocen la materia en la que se desenvuelven y han logrado ofrecer una propuesta atractiva para salir del atasco de cultura carpetovetónica en el que se sumió a la ciudad en estos últimos años.
Tiempo, pues, para disfrutar del cine, del recuperado cine en el centro de Oviedo. De películas como “El Hijo de Saúl”, “El Nome de los Árboles”, “Berserker”, “Eden”, “A cambio de nada”, “Body” o “Neckan”; de fiestas nocturnas en La Salvaje, con el regreso de los legendarios mierenses La Ruta; de los prolegómenos de las películas amenizados nada menos que por Maribel & Sebastian djs; de diversas y estimulantes actividades paralelas. De una efervescencia cultural que Oviedo poseía en los últimos años y que estaba siendo silenciada por un régimen empeñado en controlar a los creadores con migajas. De la posibilidad de que esta ciudad empiece a desperezarse desde la cultura. Una buena noticia, sin duda.
MANOLO D. ABAD
Publicado en el diario "El Comercio" el miércoles 24 de febrero de 2016