Deslices

Deslices

miércoles, 17 de febrero de 2016

La reordenación imposible

Vetusta Blues. -
La reordenación imposible”

Pena, mucha pena da comprobar el abandono del barrio del Cristo, de las instalaciones del antiguo Hospital. Pero muchísima pena, y más aún, una enorme preocupación, produce comprobar la impotencia del Gobierno Regional para poner en marcha un sólo proyecto que pueda arreglar, siquiera parcialmente, todo el abandono del Cristo. La culpa es de la “derecha”, según la letanía, la vieja letanía de la vieja política de pim-pam-pum o, si prefieren, “y-tú-más” a la que se aferró en el debate parlamentario la Consejera de Infraestructuras, Fomento y Medio Ambiente, doña Belén Fernández. Nada, cantemos una vez más, bien cruzaditos de brazos, aquella canción de Def Con Dos “La culpa de todo la tiene Yoko Ono” retitulándola “La culpa de todo la tiene el otro” (en este caso, “la derecha”) y pasemos a otra cosa, mariposa.

La patética incapacidad para asumir ese abandono del Cristo es tan manifiesta que estas declaraciones resultan escandalosas. No hay 52 millones para la rehabilitación de los edificios, no los tiene y se va a quedar tan pancha nuestra señora consejera. O sea: o cincuenta y dos millones o nada. ¿Qué pasa?: ¿Acaso no se pueden emprender acciones parciales? ¿Acaso no se puede elaborar un plan de emergencia para las acciones más urgentes a realizar (que las hay, y varias, como Silicosis)? 
 
A uno le sigue pareciendo que Oviedo no forma parte del mundo del Gobierno Regional, que es un islote interpuesto en el centro de Asturias, un lugar al margen que no existe ni debería existir. Al menos, esa percepción dan los componentes de este gobierno de Javier Fernández. Oviedo debería ser un desierto, una población fantasma donde sólo queden edificios inútiles que se vayan pudriendo por culpa de Yoko Ono, digo, de la derecha. Una ciudad en ruinas como la Plaza de Toros, bien protegida por un inexplicable, absurdo “B.I.C.” (bien de interés cultural) que se llene de miseria y porquería. Porque, claro, la señora Fernández no es consejera de un gobierno de Asturias cuya capital es Oviedo, eso es una quimera, probablemente inventada por la derecha también. O quizás por Yoko Ono. O por Def Con Dos. O vaya usted a saber, que cuando se trata de dar excusas todo vale.

Un tema “complejo y laborioso”, en palabras del alcalde de esta ciudad llamada Oviedo que no existe para la señora Consejera de Infraestructuras, Fomento y Medio Ambiente, doña Belén Fernández, incapaz de idear nada como solución a un problema que ya deberían haber tenido en cuenta cuando se planeó el nuevo HUCA. Pero, claro, la culpa de todo la tiene Yoko Ono. O la derecha, es igual.

MANOLO D. ABAD
Publicado en el diario "El Comercio" el miércoles 17 de febrero de 2016