Deslices

Deslices

miércoles, 11 de marzo de 2015

Luz de sol


Crítica. Música. –
“Luz de sol”

COOPER
Lata de Zinc, Oviedo.
Domingo 8 de marzo de 2015.

En cualquier país la pervivencia de un creador como Alejandro Díez sería motivo de veneración. Aquí, la reverencia ha de ganarse día a día, en distancias cortas, con cada nuevo paso que va convirtiendo a su proyecto Cooper en una realidad muy grande. El pop efervescente, vitalista y guitarrero se perdió en un túnel del tiempo donde se quedó olvidado aquel magnífico trabajo de Nacha Pop “Buena disposición”. Desde entonces, pocos han sabido recuperar como Cooper canciones con fuerza y personalidad, esplendorosas canciones de pop radiante e inteligente. Díez es capaz de componer muchas de ellas o, incluso, de retomar temas como “Nosotros” de Javier Sun –incluido en su último trabajo, el mini-álbum “UHF”-, con el que abrió un concierto que fue toda una lección magistral de cómo hacer sonar a dos guitarras un repertorio excepcional. Crecido en las distancias cortas, con un sonido vigoroso, Cooper entregó uno de esos conciertos para recordar.


Con su reciente “UHF” en las tiendas, el cuarteto leonés dio cumplida cuenta de un concepto a recuperar: el de canciones redondas, brillantes, luminosas. La mañana de aperitivo ovetense, en una atestada Lata de Zinc, con niños correteando por todas partes y padres entregados a la alquimia de Alejandro Díez y su banda, fue el marco perfecto para una formación necesaria en estos tiempos de confusión. Pop revitalizador para enfrentarse a los dilemas cotidianos, con gran personalidad. Necesarios, muy necesarios, al fin y al cabo, otorgaron una sesión espléndida, magnífica, que se culminó con un esplendoroso segundo bis. Sensacionales.

MANOLO D. ABAD
Fotos: M. D. A.