Deslices

Deslices

domingo, 16 de noviembre de 2014

A contracorriente


Crítica. Música. –“A contracorriente”

THE TRAVELING ZOO
Tribeca, Oviedo.
Viernes 14 de noviembre de 2014.
Llega un momento en la vida de un creador en que poco o nada importan las expectativas. Todo se transforma en una necesidad urgente de comunicar, de expresarse, sin que nada ni nadie puedan detener esa ansia. Es entonces cuando surgen grandes obras al margen de cualquier consideración temporal, de esas que dejan a los esclavos de las modas, las etiquetas y demás zarandajas en un flagrante fuera de juego. En esos términos se maneja Fran Elías al frente de unos Traveling Zoo que dieron una sensacional lección de rock con tal multiplicidad de matices que se permitieron reinventar su propio cancionero con una exhibición de clase y talento apabullante. Era su primer concierto, ocho ensayos de una banda con excelentes músicos que desplegaron un repertorio a tener en cuenta. Canciones, canciones, canciones. Alguien me afeaba la referencia a Robyn Hitchcock sin darse cuenta cómo en cada teclado rezumaba ese latido invisible que le conecta con George Harrison y, a su vez, con canciones del grupo de Fran Elías como “Behind”, “What a lovely day”, “Wonderland” –con la que abrieron el concierto- o “Everything will fade”.


Sin el latido ochentero que vibra en la producción de su primer álbum –el destacable “Homework”- los Traveling Zoo en un quinteto con componentes de The Neon, Métodos de Danza y La Bande, bordaron un set atemporal donde mandó cada canción, cada detalle, para gloria de temas como “Summertime at Willow Street”, el celebrado “Your speech” (o como hacer una canción de contenido político sin recurrir al escupitajo del rock litronero militante), la eléctrica “Invisible” o la declaración de amor que es “Es sólo amor”.


Con la eléctrica, guitarrera, suma de J.M. Olay (exSecretos de Alcoba, La Huella y los estupendos Soviet Sister), el repertorio ganó en intensidad por momentos. Claro que recurrir en el bis a Modas Clandestinas y su “K.O.Erótico” también hizo subir una temperatura que no decayó hasta el final con el magnífico “Only for you” para rematar una sensacional muestra de necesario talento intemporal.


MANOLO D. ABAD
Fotos: MANOLO D. ABAD
Publicado en la edición papel del diario "El Comercio" el domingo 16 de noviembre de 2014