Deslices

Deslices

lunes, 19 de mayo de 2014

Ramón Lluís Bande entrevista a Manolo D. Abad


«El género negro debe salirse de la corrección»

Ramón Lluís Bande. Oviedo.
Libroviedo acogió la presentación de 'Justos por pecadores', un libro de relatos de realismo sucio cargados de violencia explícita
Manolo D. Abad Escritor
Manolo D. Abad, escritor y periodista musical, colaborador de EL COMERCIO, presentó ayer en LibrOviedo su tercer libro de relatos, 'Justos por pecadores'. En él reincide en esa mezcla tan característica de su literatura entre el género negro y el realismo sucio, con una docena de cuentos cargados de violencia explícita que no pudieron o no quisieron escapar a servir de reflejo de la injusta realidad social.
-Ya desde el título y las citas que abren el libro se dan dos de los parámetros temáticos del libro: la injusticia y la derrota.
-Me gusta que el título y las citas sirvan para que el lector pueda saber por dónde van a ir los disparos y las muertes. En esta colección de relatos quise hablar de la injusticia y de la derrota desde la perspectiva de los tiempos que estamos viviendo, desde la realidad social actual. Todo esto que estamos viviendo con la crisis me llevó a escribir una serie de relatos diferentes a los de anteriores libros. Siguen estando dentro de lo que se podría definir como «serie negra» pero con un matiz distinto...
-La columna vertebral de 'Justos por pecadores' está formada por cuatro relatos protagonizados por un mismo personaje: el detective Julián Solares, 'Yul'.
-Hasta ahora me había resistido a crear un detective, pero para este libro sentí la necesidad de explorar ese camino. Me apetecía, porque crear un personaje al que vas a desarrollar a lo largo de varios relatos, me permitía ofrecer una mirada más reflexiva, menos dura e inmediata que la del resto del libro... El ritmo de los relatos protagonizados por Yul es mucho más sosegado porque a la vez que va investigando los casos, tenía que ir desarrollando su personalidad.
-El resto de relatos del libro son como golpes: muy breves, muchas veces protagonizado por la violencia explícita y/o la crueldad.
-Efectivamente. De los tres libros de relatos que tengo publicados en éste es en el que sentí la necesidad de ser más explícito, más contundente. Creo que esta colección de relatos contiene mucha rabia al hablar, directa o indirectamente, de temas como la injusticia y la codicia.
-Es un libro oscuro, en el que se ve poca confianza en el ser humano.
-Sí, aunque más que de poca confianza yo hablaría de poca esperanza en el ser humano tal y como está planteada esta sociedad.
-Otra de las claves del libro: la incorrección política.
-Hay tres o cuatro relatos muy duros y que sí podrían caer en cierta incorrección política, pero una incorrección verista que podemos encontrar en las noticias todos los días: violencia machista, delincuencia organizada. En cualquier caso, creo que la literatura de género negro tiene que salirse un poco de los caminos de la corrección.
-El papel que asigna a las mujeres en los relatos es cuestionable...
-No tengo un concepto bajo de las mujeres, todo lo contrario, pero en esta colección de relatos necesitaba que las mujeres funcionaran como objetos, en unos casos de deseo y, en otros, que mueven a las pasiones más oscuras. Sería un error que alguien creyera que eso es lo que yo, el narrador, pienso de las mujeres.
-Otra clave del libro: la reivindicación de cierta «justicia poética».
-Quería que el lector quedara con un buen sabor de boca al salir de los relatos. Después de todas las atrocidades que ocurren en ellos, quería que los malos pagasen... Puede parecer un concepto un poco infantil, pero a veces es necesario para no aplastar al lector.
-Vamos a analizar el papel de varios elementos muy presentes en la mayoría de los relatos. Podemos empezar por el alcohol...
-No se fuma (risas), pero beber sí, mucho. No había pensado en ello, no sabría decir por qué, pero el alcohol es un elemento muy presente en la vida de muchos de los protagonistas del libro, sí...
-El fútbol...
-Creo que el fútbol vuelve a estar muy presente, representando muchas cosas: tiene algo liberador y mucho de entretenimiento... El mundo del fútbol es un microcosmos que puede servir para mostrar como funciona la sociedad.
-¿Volverá Julián Solares, 'Yul'?, ¿en una novela, quizás?
-Eso está muy claro. Me apetece abrir un poco el espacio de mi literatura y el desarrollo de la personalidad de este personaje me puede ayudar. Aunque seguramente tendrá que esperar un poco porque ahora estoy trabajando en dos novelas en las que no aparece.

Foto: Pablo Lorenzana
Publicado en el diario "El Comercio" el lunes 19 de mayo de 2014 http://www.elcomercio.es/v/20140519/oviedo/genero-negro-debe-salirse-20140519.html