Deslices

Deslices

martes, 17 de diciembre de 2013

13:13


Crítica. Música. –

“13:13”
TRIÁNGULO DE AMOR BIZARRO

La Antigua Estación, Oviedo.
Viernes 13 de diciembre de 2013.

Los gallegos Triángulo de Amor Bizarro son la prueba del algodón para lo que se estila en este mundillo enfermo del rock. Habrá muchos de esos popes que jamás se bajan a ver una actuación que pontifican de las bondades de tan necesaria ración de electricidad, a algo tan rancio como fue últimamente denominado eso que tanto partido sacaron como indie. 


No deja de ser curioso que todos esos trendies –vamos a llamarlos ya por su nombre- aspirantes a popes, dictando normas y marcando estilos desde su patética torre de marfil, jamás recibieran el aliento del feedback, de semejante volcán. El cuarteto gallego efectúa una demolición sin contemplaciones, plena de energía, sin las tonterías de esos que hablan y jamás los ves en un concierto, con convicción y fuerza. Han sabido mezclar las esencias venenosas de Jesus & Mary Chain, My Bloody Valentine, Spacemen 3 o Suicide con un tino popero -¡esas melodías!- y devolverlas como una garganta insaciable. 



Casi una hora de concierto para demostrar que la etiqueta indie debe alcanzar el estrato alternativo y regresar a una esencia que apuntalaron formaciones como Lagartija Nick, El Inquilino Comunista, Cancer Moon o The Amateurs, hoy desconocidas para un público ávido de nuevas sensaciones que nos saquen de la desidia folkie blanda al uso.

MANOLO D. ABAD
Fotos: Cortesía de LA RADIO DE CRISTAL
Publicado en la edición papel del diario "El Comercio" el lunes 16 de diciembre de 2013