Deslices

Deslices

domingo, 23 de abril de 2017

De libros y discos

 

Vinilo Azul. -

De libros y discos”


Ya están aquí de nuevo: el día de las tiendas de discos y el día del libro casi juntos, embarcados en una unidad de destino en lo universal que pretende abocarlos al fin. Huyendo de esa muerte que tantos profetas se empeñan en adjudicarles. Luchando por hallar un nuevo sentido en un mundo global, digitalizado, sin personalidad, monótono. Una sociedad del silencio que sólo grita tras el anonimato de herramientas infernales como twitter mientras agacha la cabeza ante una realidad diaria que es incapaz de enfrentar. Sin reflexión, obstinados en quemar momentos, en protagonizar partículas de segundos en milimétricos espacios, en trascender dentro de una miserable cajetilla llamada teléfono móvil. No eres nadie si no has cumplido la traida mágica (de la petulante estupidez, añadiría): publicar un libro, plantar un árbol, tener un hijo. ¡Ja!

La cultura en España lleva mucho tiempo recorriendo páramos que la conducen al abismo. Una cultura que no gusta a los políticos, que prefieren una masa aborregada por programas televisivos de zafio estilo y que, encima, se ha sepultado por una generación ansiosa del gratis total -falacia absurda que engorda las cuentas de las compañías de telecomunicaciones- engañada en su total ausencia de una mínima formación en humanidades que los manda a esta nueva selva para lo que no están preparados, incapaces de ver más allá de unos árboles que les impiden ver el bosque.

Entretanto, los políticos son incapaces de mirar más allá y encontrar soluciones. Quizás, como bien apuntaba Juan Soto Ivars en uno de sus artículos, sea menos el impuesto sobre la cultura que, como ya se está trabajando en Alemania (¡qué pena que, entre tanta copia, no se imiten las buenas ideas que funcionan!) el trabajar con las operadoras de telecomunicaciones para compensar a la cultura de tanto como se coge de ella.

Son días, pues, para la reflexión mientras nos preparamos para aprovechar y hacer unas comprinas de discos en nuestras tiendas, incluso darnos el gustazo de una golosina de esas que muchas discográficas se empeñan en publicar para el 22 de abril. Y, por supuesto, nuestra cita ineludible en Oviedo con nuestros hogares que son la Librería Cervantes y el Café-Librería Santa Teresa para leerles unos relatos el lunes 24. A mí me tocará, en sesión doble, comparecer en la mañana en Cervantes -a eso de las 12:30 h.- y en Santa Teresa por la tarde, a las 18:30h. ¡Allí nos vemos, nos escuchamos, nos leemos!

MANOLO D. ABAD
Publicado en el suplemento "D-Oviedo" del diario "El Comercio" el domingo 23 de abril de 2017