Deslices

Deslices

domingo, 7 de junio de 2015

Cuando Oviedo fue Múltiple


Vinilo Azul. –Cuando Oviedo fue Múltiple”


Con la primavera llegan los festivales de música, esos que se han acabado imponiendo como una alternativa de ocio, y también de turismo a lo largo de los últimos lustros en España. Hay incluso quienes no van a un solo concierto en su ciudad a lo largo de todo el año y acuden fieles a algunas de las convocatorias festivaleras que se desarrollan por la Península o fuera de ella. Lo que muchos desconocen es que Oviedo, hace ya veinte años, tuvo la gran oportunidad de destacar y hacerse un sitio en este tipo de propuestas. Con el Oviedo Múltiple, la ciudad consiguió distinguirse en el maremágnum de la época gracias a una cita que reunía música, cine y radio desde una perspectiva universitaria.

El Oviedo Múltiple, festival multidisciplinar universitario, había nacido de diversas convocatorias que un activo grupo de gentes encabezado por Julio Rodríguez y Luis Delgado llevaron a cabo desde principios de los 90: el festival de rock universitario, los Premios Lolapaliza (un juego de palabras con el norteamericano Festival Lollapalooza de música alternativa creado en 1991) y el Festival Indivasión. En 1996 deciden dar un paso más a la vista del gran éxito de Indivasión donde reunieron en una abarrotada sala La Real el 12 de mayo de 1995 a nombres de referencia en el indie del momento como Los Planetas, El Inquilino Comunista y Australian Blonde junto a los participantes en el Concurso de Rock Universitario –por entonces de ámbito regional- donde concurrieron Tommy Crimes, Crew y The Undershakers. Siempre pensando en crecer, Julio y Luis idearon el Oviedo Múltiple, contando con gentes como el director de cine Tom Fernández (por entonces con apenas unos cortos en su haber), el diseñador Moncho Sejas; José Ramón Cuesta, que ya empezaba a manejar un gran número de contactos en la industria discográfica –él había sido todo un pionero al frente del Centollo Rock- y un montón de personas que engrosaron una organización de universitarios eficiente y capaz. A mí me enredaron en la parte musical, en una ardua selección de maquetas de un concurso que ya tenía ámbito nacional y que contó con más de medio millar de maquetas a concurso. Recuerdo muchas tardes en los alrededores del San Gregorio, escuchando casetes en la oficina donde se maduró un festival único, singular, algunas de grupos como La Habitación Roja o Niños Mutantes que, años más tarde, lograrían hacerse un nombre propio en el panorama del rock español.

Fueron tan sólo dos años como Oviedo Múltiple, pero la repercusión alcanzada fue infinitamente mayor que los recursos invertidos. La imaginación y el trabajo desinteresado de muchos de los que formábamos parte de aquel proyecto lleno de ilusión consiguió traer actuaciones internacionales de primer nivel como las bandas estadounidenses Yo La Tengo y Babes In Toyland, reivindicar la figura de Jesús Franco antes que muchos festivales de cine o los propios Premios Goya y celebrar emisiones de radio en directo desde el propio festival. Cuantifiquen eso en promoción para la ciudad. Oviedo había encontrado un lugar destacable en medio de una abundancia creativa con una cita insólita en el resto del país. Como suele ocurrir tantas y tantas veces, el desdén de los encargados en apoyar aquello –esas autoridades municipales incapaces de intuir el valor y la singularidad de la propuesta- echó al traste la intención de seguir creciendo que siempre albergaron Julio y Luis como cabezas visibles del Oviedo Múltiple. Hoy, veinte años después, permanecen las anécdotas y los recuerdos de un trabajo bien hecho frente a la incomprensión y el desprecio de quienes preferían ignorar lo que su tiempo les ofrecía. No hay retraso cultural mayor que ese. Al escuchar el instrumental del grupo Yo La Tengo “Last train to Oviedo”, revivo, inconscientemente, esos días mágicos e irrepetibles donde conseguimos que la ciudad tuviera una presencia distinta y relevante en la joven cultura alternativa emergente de la España de los 90.


MANOLO D. ABAD
Publicado en el suplemento "El Comercio de Oviedo" del diario "El Comercio" el domingo 7 de junio de 2015