miércoles, 13 de julio de 2016

Semana Negra en Oviedo


Vetusta Blues. -

Semana Negra en Oviedo”


Han tenido que transcurrir veintiocho años para que la Semana Negra gijonesa aterrice en Oviedo. Como en uno de esos giros del destino que tanto caracterizaban los “polares” -las películas francesas de serie negra- el acercamiento ha recorrido un kilómetro por año hasta llegar a este rumbo, finalmente.Y es que la lejanía Oviedo-Gijón resulta perjudicial para una comunidad autónoma en crisis y que no está para mantener enfrentamientos de este tipo, como fueron nota común durante demasiados años de desencuentros y que, parece, van desapareciendo poco a poco, como siempre debería haber ocurrido.

Fruto de esta irrupción de la Semana Negra en la ciudad será el encuentro que protagonizará el novelista griego Petros Márkaris, uno de los más grandes autores de novela negra del momento. Tendré la fortuna de hacer los honores en la presentación, que tendrá lugar mañana jueves 14 de julio en la Biblioteca de La Granja, en el corazón de Oviedo, en el Campo San Francisco. Una oportunidad de oro para que los múltiples seguidores de las tribulaciones del comisario Kostas Jaritos conozcan a su creador y sepan muchos detalles de la serie novelesca de primera mano.

En los últimos años, hemos asistido a un verdadero boom de la novela negra, que siempre estuvo ahí, pero que también ha logrado aumentar su relevancia con una explosión de certámenes por toda la geografía española centrados en la serie negra (Getafe, Tenerife, Pamplona, Barcelona) de los cuales fue pionero y es referencia máxima la Semana Negra de Gijón. En la vida cultural de Oviedo, repleta de altos y bajos, de convocatorias muy protegidas y con otras actividades apenas trabajadas o inexistentes, supone un nuevo y gran aliciente que los organizadores de la Semana Negra y los responsables municipales hayan propiciado un encuentro de estas características que, esperemos y deseemos, se amplíe en los próximos años.

Oviedo ha vivido demasiados años sumido en un colapso cultural donde sólo existía un tipo muy determinado de certámenes que devoraba una parte desproporcionada del presupuesto, anulando la posibilidad de otras convocatorias que se salían de un concepto acartonado. La presencia de la Semana Negra de Gijón en Oviedo rompe con esos clichés que atenazaban a la ciudad, que busca abrirse a la cultura del siglo XXI, a las nuevas inquietudes de generaciones más jóvenes que no sólo piden ópera, orquestas sinfónicas o zarzuela sino que buscan en nuevas expresiones artísticas y culturales más allá de eventos donde lucir las galas o el smoking.

MANOLO D. ABAD
Publicado en el diario "El Comercio" el miércoles 13 de julio de 2016